La Verdad

El Duero se desbordó ayer en la provincia de Soria.
El Duero se desbordó ayer en la provincia de Soria. / EFE

Otro exiguo envío del Tajo al Segura encona la pugna territorial por el agua

  • Los socialistas de Murcia y Alicante critican que los 10 hectómetros son insuficientes; y el PP manchego echa en falta el trasvase del Ebro

«¿Dónde están nuestros flamantes diputados nacionales?», se preguntó ayer el presidente del Sindicato de Regantes del Trasvase, José Manuel Claver, ante la falta de soluciones al endémico déficit y las amenazas que se ciernen sobre el Tajo-Segura. Los regantes apremian a los representantes del PSOE de Murcia y de la Comunidad Valenciana para que den una respuesta contundente al Gobierno socialista de Castilla-La Mancha, que ayer reiteró su rechazo al acueducto con motivo de la autorización de un desembalse mensual de 10 hectómetros, que se destinarán mayoritariamente a la población, como publicó 'La Verdad'.

El diputado regional del PSOE Jesús Navarro indicó que «existe unidad política en la Región de Murcia, frente a la que hay en Castilla-La Mancha, centrada en sus intereses territoriales y los de Emiliano García-Page y María Dolores de Cospedal». No rebatió a García-Page, sino que Navarro aseguró que el PSOE y Pedro Sánchez «están comprometidos con la Región y con sus necesidades hidráulicas, por lo que, con el nuevo gobierno, se aportarán las soluciones a lo que tenía que haber resuelto Mariano Rajoy desde su mayoría absoluta». Consideró urgente un pacto nacional. Los socialistas murcianos y alicantinos dirigieron sus críticas al PP y a la ley del Memorándum porque se envía al Segura menos agua del Tajo. Mantienen una posición contraria a la del PSOE castellano-manchego, que pretende el cierre del acueducto pese a la nueva reserva de 400 hectómetros, pero sin entrar en el cuerpo a cuerpo.

El diputado nacional del PSPV-PSOE Herick Campos dijo que los 10 hectómetros «son claramente insuficientes». «La agricultura de la Comunitat Valenciana va a sufrir de nuevo. Hemos perdido cerca de 100 hectómetros cúbicos a lo largo de 2016 por culpa de ese Memorándum», indicó. Frente a otros territorios, pidió que se aplique la legislación vigente.

A juicio de Claver, «es importante en estos momentos» que los responsables del PSOE de Murcia repliquen a García-Page. Desde la Junta de Castilla-La Mancha se está alentando también al Parlamento Europeo para que se involucre a favor de sus planteamientos y los de los colectivos antitrasvasistas.

Crecen las reservas

Sobre el desembalse autorizado ayer por la ministra García Tejerina, Claver indicó que «se ha cumplido la ley», ya que no hay más excedentes para derivar. La cabecera almacena unos 351 hectómetros, de los que 15 son excedentarios. A los regadíos solo les corresponden 2,5 hectómetros. «Es algo simbólico, pero nos atenemos a las reglas del juego», concluyó. Los embalses de cabecera experimentan un leve aumento, pero la recuperación todavía está lejos. El conjunto de la cuenca del Tajo tiene 6.146 hectómetros, 36 más que hace una semana; mientras que en otros ríos de la Península, como el Duero, hay desbordamientos por las lluvias.

La consejera de Agricultura, Adela Martínez-Cachá, aplaudió la decisión de la ministra. «Una vez más se ha puesto de manifiesto que el Memorándum establece unas garantías y se cumple con la ley, que establece en qué condiciones se puede trasvasar agua a la cuenca del Segura». El diputado Jesús Cano se expresó en el mismo sentido.