La Verdad

«Pronto será posible 'imprimir' nuestras propias tartas en casa»

Jorge Estebaranz y José David Trapero.
Jorge Estebaranz y José David Trapero. / LV
  • Jorge Estebaranz y José D. Trapero

  • inventores de una impresora de chocolate

Los golosos del mundo pueden estar de enhorabuena. Porque dentro de no demasiado tiempo harán realidad sus más azucarados sueños sin siquiera salir de casa. Eso, al menos, aseguran los creadores de una nueva impresora 3D, con inyección de chocolate, que ya fabrica pequeños dulces a demanda. Aunque es un prototipo realizado por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), el futuro de esta tecnología esta más que garantizado. Incluso será posible, una vez conectada a la Red, descargarse diferentes diseños para confeccionar. Es una de las aplicaciones de este avance científico que ya se utiliza en multitud de empresas para fabricar piezas a costes reducidos. Así lo explican Jorge Estebaranz, del departamento comercial de Gispert, y José David Trapero, presidente de la asociación de estudiantes de la UPCT Makers.

-A cualquiera se le ocurriría esta pregunta de inmediato: ¿cuánto tiempo falta para que pueda diseñarme en casa mi propia tarta?

-Aunque el proyecto es relativamente joven y todavía queda trabajo por hacer hasta que tengamos un modelo comercial, podemos adelantar que la idea es tener a disposición del público un repositorio con diferentes diseños para descargar e imprimir.

-En la actualidad, ¿resultan caras este tipo de impresoras?

-Estimamos que un equipo de uso profesional tendrá un precio razonablemente asequible para quienes deseen disponer del mismo. Según nuestros cálculos, saldrá al mercado por un precio que rondará entre los 2.500 y 3.000 euros. Lo importante, en realidad, es que este equipo consigue hacer algo que hasta ahora no era factible, por lo que permitirá al usuario alcanzar a clientes a los que no puede llegar mediante producción tradicional y ofrecer nuevos productos y servicios, sin duda, muy atractivos.

-¿Dónde ha sido desarrollado el prototipo?

-Tanto la impresora 3D como todo el mecanismo que hace que sea capaz de depositar chocolate fundido ha sido diseñado, fabricado y puesto a punto en la ETSII y en el ELDI de la Universidad Politécnica de Cartagena.

-¿Cuáles han sido los principales obstáculos a superar en el diseño de la impresora 3D?

-Como principal obstáculo, el trabajar con chocolate como materia prima. A priori, se puede pensar que el trabajo con chocolate solo se trata de derretir con calor y enfriar para solidificar. Pero, sin embargo, hay una ciencia detrás del trabajo con chocolate y de esto los maestros artesanos saben mucho.

-¿Qué se puede fabricar con esta impresora?

-En principio, las limitaciones de trabajo son comunes a una impresora 3D FDM convencional. Podríamos fabricar cualquier tipo de objeto diseñado en 3D por ordenador, siempre que tengamos en cuenta el tratamiento del chocolate.

-¿Creen que este adelanto puede beneficiar a los obradores? ¿En qué sentido?

-Desde Gispert y la UPCT trabajamos con el objetivo de generar un producto que cubra las necesidades de los clientes. La impresión 3D posibilita producir de manera distribuida y personalizada, por lo que entendemos que generará muchísimas oportunidades de negocio como, por ejemplo, poder encargar y personalizar vía web tu tarta de cumpleaños.

-No está mal, no. Pero, ¿será la impresión 3D una quimera hasta dentro de muchos años o una realidad ya próxima a los hogares?

-La impresión 3D es un hecho. Ya hay empresas que empiezan a utilizarlas bien para 'protoripar' o bien para producir piezas útiles y productivas. Por ejemplo, hay emprendedores que para sondear el mercado han sacado varias centenas de piezas en impresión 3D con lo que han conseguido piezas útiles reducciendo los costes iniciales.

-Transformará la industria.

-La impresión 3D va a transformar muchos de los procesos industriales a los que estamos acostumbrados. Contar con una buena escuela de ingenieros industriales en la Región y con empresas tecnológicas como Gispert es fundamental para modernizar la industria.

Temas