La Verdad
Jesús Sánchez, en su tienda de ultramarinos 'La Fonda Negra'.
Jesús Sánchez, en su tienda de ultramarinos 'La Fonda Negra'. / A. DURÁN / AGM

«En Murcia nunca hubo jamón ibérico antes de los 80, salvo en el Rincón»

  • Jesús Sánchez Blaya

  • propietario de 'La Fonda Negra'

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Dos hechos históricos sucedieron en el año 1898. El primero, la Guerra de Cuba, con el afamado desastre y la pérdida de las colonias. Y el segundo, histórico al menos para Murcia y para lo que nos ocupa, la apertura de La Fonda Negra, el comercio de ultramarinos más antiguo de la ciudad que aún mantiene abiertas su puertas. Desde entonces, de forma ininterrumpida, han sido especialistas en conservas de marisco de las rías gallegas, embutido ibérico y de chato murciano. Casi nada, oiga. Su propietario, Jesús Sánchez Blaya, quien atesora media docena de distinciones, es testigo de la evolución de los gustos de los murcianos durante estos últimos años.

-Se lo habrán preguntado mil veces. Así que allá va la mil una. ¿De dónde viene el nombre de 'La Fonda Negra'?

-¡Sí que me lo han preguntado veces, sí! Al parecer, había aquí al lado una parada de diligencias y una carbonería cercana. Como en este local se preparaban entonces comidas, pues la gente asoció fonda con carbonería y de ahí sacaron el nombre.

-¿Desde cuándo está usted detrás del mostrador?

-Se podría decir que desde mi nacimiento. Eso hace un total de 63 años. Y conmigo acabará esto.

-¿No tiene a nadie que le suceda?

-Tengo dos hijos, aunque no se dedicarán a esto. Después de esta crisis que estamos pasando es como para pensarlo bien.

-Recuerdo que antaño se preparaba leche de almendra que, por cierto, estaba muy rica. Y después dejé de verla. ¿Han cambiado los gustos de los murcianos?

-Esa leche la venden ahora en las farmacias.

-¡Qué cosas!

-Sí que han cambiado en estos años. Por ejemplo, antes las perdices en escabeche eran un producto exquisito y muy reclamado. Ahora, siendo igual de exquisito, nadie lo quiere. Los más jóvenes te miran con asco cuando se lo ofreces. Y lo mismo ha pasado con las alcachofas y los espárragos.

-¿Y qué productos trajeron los tiempos?

-Entre otros, el jamón ibérico.

-¡No me diga que el jamón ibérico no es algo de toda la vida de Dios!

-Se lo digo. Hasta los años ochenta o por ahí apenas se consumía. Si acaso, en el Rincón de Pepe. Ni tampoco las cañas de lomo ibérico. Supongo que la producción era menor.

-¿Y el queso de El Gallo, aquél que era duro como un demonio?

-Tampoco viene ya tan duro. Yo suelo dejarlos unos meses para que endurezcan. Y los vendo muy bien.

-¿De qué productos ha aumentado la venta?

-Se venden muchas legumbres. Quizá por la crisis. Aunque, bien mirado, ahí tengo unos garbanzos de la Baja California, que dicen que son los mejores. Cuestan a 4 euros el kilo y se venden mucho. Los normales solo cuestan un euro.

-Y los vinos, ¿qué?

-También ha variado su consumo. La mayoría de clientes busca botellas de unos 5 ó 6 euros. Ya no se piden tantas marcas como antes.

-¿Qué otro producto de la tierra merece un diez?

-Muchos. Pero me quedaría con las nueces del Nerpio. No se pueden comparar con ningunas.

-¿Ni las de California, que dicen que son excelentes?

-Ni las de California ni las de Chile. Con ninguna.