La Verdad

Murcia, segunda comunidad con menor índice de transparencia

  • Un informe del Instituto de Economía de Barcelona, en el que también se revela que la percepción de la corrupción en España ha subido 10 puntos durante la crisis, analiza 80 indicadores sobre la información que las autonomías dan a sus ciudadanos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El índice de percepción subjetiva de la corrupción en España ha crecido 10 puntos desde el inicio de la crisis económica, período en el que los políticos implicados han perdido de media entre un 4 % y un 6 % de sus votos, y hasta el 14,5 % de su apoyo electoral si el caso ha sido muy mediático. Estas son algunas de las conclusiones de un informe sobre 'Corrupción: magnitud, causas y consecuencias', que este martes presentó el Instituto de Economía de Barcelona (IEB) de la Universidad de Barcelona (UB), y en el que se señala además que la Región de Murcia es la segunda comunidad autónoma con menor transparencia en las instituciones públicas.

El catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid, Javier Salinas Jiménez, uno de los autores del informe, explicó que, pese a que "los índices de percepción subjetiva de la corrupción en España han empeorado considerablemente, hay indicios objetivos de que los niveles de corrupción pueden haber disminuido". Esta disminución sería por "la crisis económica, el enfriamento de la economía, especialmente en el sector urbanístico, y la caída de la contratación pública".

"Sin embargo -según el catedrático-, la lentitud de la Justicia, la baja intensidad de las sanciones penales en casos de corrupción relevantes, la sensación de impunidad de las élites y el afloramiento de escándalos en instituciones clave del Estado explican la percepción social negativa que se mantiene".

El informe destaca que "la crisis económica ha incrementado, también, el nivel de exigencia ciudadana" y remarca las medidas adoptadas para incrementar la transparencia de las administraciones.

Recuerda que el índice de percepción de la corrupción elaborado por Transparencia Internacional (TI) sitúa a España en valores de corrupción "estables" y próximos a la media de la UE, y detalla que mientras en los años de bonanza económica el índice daba a España una puntuación de 70 (donde 100 indica el nivel más bajo de corrupción), en 2014 el resultado cayó hasta los 60 puntos.

En este índice europeo, España ocupa la posición 19 de 32, lejos de los nórdicos (que ocupan las primeras posiciones), pero también de Grecia, Italia y Rumanía, donde los ciudadanos consideran la corrupción como un problema sistémico en el país, según el informe.

El estudio del IEB asegura que "la crisis no ha hecho aumentar la corrupción, sino que le ha dado visibilidad" y recuerda que, según el CIS, un 50% de la población considera que la corrupción y el fraude son uno de los tres principales problemas del país, mientras que hasta octubre de 2009 solo 1% de la población percibía la corrupción como un problema.

El informe advierte sobre el fenómeno de desafección política que causa la alta percepción de corrupción y asegura que los alcaldes implicados en casos de corrupción sufren una pérdida media de entre el 4 % y el 6 % de sus votos, un porcentaje que crece hasta un 14,5 % cuando hay cobertura mediática.

Concluye el trabajo que en épocas de bonanza económica la población perdona más las "situaciones irregulares en las que la comunidad puede lograr un beneficio inmediato, como la estimulación económica durante la burbuja inmobiliaria".

El IEB apunta a la creación de mecanismos de transparencia como una posible medida de control y corrección de la corrupción y recomienda crear herramientas tanto de "transparencia pasiva" (dar acceso a archivos y registros administrativos) como de "transparencia activa" (la administración difunde información), como el Portal de Transparencia, activo desde 2014.

El informe aporta asimismo un índice de transparencia de las comunidades autónomas, en el que analiza 80 indicadores sobre la información que las comunidades dan a sus ciudadanos. Este índice sitúa a Castilla y León, Cataluña y País Vasco como las tres comunidades más transparentes (100 puntos sobre 100), mientras que Madrid (65), Murcia (78,8) y Canarias (80) se sitúan en la cola. La media española está en 88,6 puntos.

Además de las herramientas de transparencia, los autores del informe consideran "indispensables" para prevenir la corrupción la existencia de medios de comunicación activos y la consolidación de un poder judicial independiente.

En este sentido, el IEB recuerda que en España hay 11,2 jueces por cada 100.000 habitantes, 10 menos que la media europea, y que el gasto en justicia por habitante es de 32,4 euros, por los 60,6 de media que gastan los países de la UE.