La Verdad
:: Fran Manzanera / agm
:: Fran Manzanera / agm / FOTO

Guerrera contra la metástasis

  • La investigadora ha cambiado Nueva York por Murcia, donde continúa su estudio celular para impedir que el tumor cerebral haga metástasis

En plena defensa de su tesis doctoral, un miembro del tribunal le dijo que el mismo tema que ella había desarrollado acababa de ser publicado en una revista de alto impacto por el investigador Fernando Macián, del 'Albert Einstein College of Medicine' de Nueva York. La coincidencia sirvió a Rut Valdor para escribir a Macián (a quien ya había seguido por estudiar la misma proteína de la que ella se ocupaba) presentándose y diciéndole que, a tenor de lo publicado por ambos, ella creía que encajaba perfectamente en su equipo de investigación neoyorquino. Macián, que ya conocía la coincidencia investigadora, le concedió una entrevista y poco después le ofreció contratarla como investigadora asociada.

Cuando le llegó la propuesta, Rut ya tenía concedidas otras opciones en Murcia pero optó por Nueva York. Cinco años después, con la misma decisión que se marchó, volvió a su tierra fichada por el IMIB (Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria) de La Arrixaca donde estudia mecanismos moleculares dentro de las células del sistema inmune.

-¿Con qué objetivo?

-Intento entender su funcionamiento para encontrar nuevas dianas terapéuticas y marcadores de diagnóstico clínico de enfermedades, de manera que con los resultados obtenidos podamos encontrar tratamientos más eficaces durante el desarrollo de un cáncer, enfermedades autoinmunes o el trasplante de órganos.

[En concreto, el reto al que actualmente se enfrenta Rut es el de impedir que el glioblastoma (el tumor cerebral más maligno) haga metástasis y acabe con la vida del enfermo. Evitando términos científicos podríamos decir que la tarea de Rut consiste en saber por qué las células que están por encima del vaso sanguíneo se inhiben cuando aparece una célula cancerígena, permitiendo que ésta se le asocie y penetre en la sangre provocando la metástasis. Integrada en el equipo que dirige el catedrático Salvador Martínez, experto investigador del cerebro, así como en el que tutela el también catedrático José María Moraleda, alude a las bondades de ambos como científicos y como personas.]

-Es que no se es buen profesional si no se es buena persona&hellip.

-Estoy de acuerdo. Me he dado cuenta de que cuanto menos ímpetu pongas en hacer las cosas por tu propio éxito sino por ayudar a las personas, más motivación, más ilusión estás poniendo.

-¿Por qué cambió Nueva York por Murcia? ¿Por añoranza?

-Bueno, sí, echaba de menos a la familia. Mis padres se hacen mayores, pensaba, estoy muy lejos&hellip También he huido un poco de la vorágine de Nueva York&hellip

[Aunque muy satisfecha de su experiencia profesional en la capital neoyorkina, Rut ha optado por compaginar su importante tarea investigadora con una existencia pacífica y retirada («¡Qué descansada vida la que huye del mundanal ruido, y sigue la escondida senda, por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido!», cantó Fray Luis de León) por lo que se ha instalado en Cabo de Palos donde «ver el mar, ver la Luna y las estrellas es lo mejor de todo para mí», afirma. La semana próxima volverá a Nueva York, pero ya para ultimar los flecos de su traslado y, también, para ver cómo va la colaboración que llevan con el 'Einstein College'.]

-¿Y qué cambios ha encontrado a su vuelta a Murcia?

-Me ha sorprendido España, sobre todo en investigación. Allí el nivel de investigación es alto no solo porque haya más recursos sino también porque hay mucha colaboración entre grupos. Pides un dato y te lo dan en un momento.

-Aquí cuesta más trabajo&hellip.

-Aquí&hellip sí, es más laborioso y, a veces, hasta tienes que poner a quien te lo da como coautor en un artículo. ¡Hombre! Si lleva tiempo y trabajo bien está, pero si es un dato que ya tienes pues&hellip

-&hellip Será que aquí se es más celoso de lo propio&hellip.

-Sí esa es la palabra, aquí cuesta muchísimo, pero por ejemplo José María y Salvador, no son así.

-¿Qué echa de menos en la sociedad?

-La honestidad y humildad de las personas para realizar un trabajo con motivación, pasión e ilusión sin dejarse llevar por el capitalismo y el consumismo de esta sociedad.

-¿Y de más?

-La diferencia de clases y, sobre todo, que cuanto más se tiene más se quiere.

[No es su caso, conforme acaba de demostrar cambiando Murcia por Nueva York. Aparte de sus importantes reconocimientos como investigadora (la revista 'Nature Immunology', una de las más importantes del mundo, le acaba de publicar un artículo) Rut Valdor deja entrever importantes valores humanos. No se ha dejado absorber por el consumismo-materialismo deshumanizado. Es muy natural. Comprensiva y constante, se las apaña para hablar y reír al mismo tiempo haciendo muy agradable la conversación.]

-¿Qué espera del futuro?

-Que nuestro proyecto de investigación salga adelante y combatamos con éxito la metástasis.

-Parece que va por el buen camino&hellip

-Sí creo que va&hellip. Y con el mar delante ya tiene sentido el día [ríe] lo más importante es disfrutar la vida porque, si no, generas mal rollo, recibes energías negativas y perjudica a tu trabajo.

[Otra joven brillante que inspira esperanza para el futuro de esta sociedad tan salpicada por la incertidumbre.]