La Verdad

«La economía está en franca recuperación, pero la percepción de crisis seguirá mucho tiempo»

vídeo

Jaime Guardiola contesta a las preguntas de los asistentes formuladas por Alberto Aguirre, director de 'La Verdad', en el Foro celebrado en el Hotel Nelva. :: vicente vicéns / FOTOS:

  • El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, sostiene que España va a crecer de forma sostenible

Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell, lanzó ayer un soplo de optimismo sobre la evolución de la economía nacional y regional, a la vez que expresó su confianza en que al final se alcanzará un acuerdo político que desactivará el desafío independentista de Cataluña. Guardiola analizó el entorno económico y financiero ante una amplia representación de los empresarios de la Región en el Foro SabadellCAM-La Verdad que se celebró en el hotel Nelva de Murcia.

En el coloquio moderado por el director del periódico, Alberto Aguirre, el 'número dos' de la quinta entidad bancaria del país bromeó con que pensaba que los asistentes no le iban a preguntar sobre la cuestión catalana y la consulta soberanista suspendida por el Tribunal Constitucional. «El banco y el 'establishment' económico en general lo que siempre propugna es que se trate de llegar a un acuerdo», dijo. «Debe ser responsabilidad de los políticos. Que encuentren el terreno de juego donde se puedan intercambiar opiniones y llegar a acuerdos. Y yo sinceramente creo que es lo que se hará. Otra cosa es que la partida esté siendo muy larga y muy compleja, y un poco a la española con un alto nivel de acidez. Espero que se encauce».

Guardiola señaló que Sabadell es un banco doméstico y muy español. «No hay bancos catalanes, murcianos, ni vascos ni andaluces, porque son bancos españoles. Al final estamos sometidos a la jurisdicción del Banco de España, que pasará a ser de Europa porque somos parte del eurosistema. El banco tomará las medidas oportunas con el supervisor, si es que hay que tomar alguna. Evidentemente tenemos preocupación, pero es la misma que nos tiene que unir porque al final la situación presiona a todos».

Consideró un «caso aislado» el escándalo de las tarjetas 'opacas' de Caja Madrid y Bankia, y comentó que no es bueno para el sector. «Lo veo como algo lejano y relacionado con una entidad concreta que fue intervenida». Lo calificó como un «problema reputacional» asociado a la mala praxis y a entornos que se han politizado. «El sector tiene ahora la obligación de ser muy pedagógico, de tener comportamientos inequívocamente éticos para tratar de recuperar parte de esa reputación perdida, pero también le pido a los medios que sepan diferenciar, ya que en esos problemas de malas prácticas y costes para el Estado no ha habido ni un solo banco. Todos han sido cajas de ahorros. El sector tiene que ser más transparente y convincente a la hora de explicar su rol social y reconocer los errores».

Tirón del Arco Mediterráneo

El consejero delegado, que fue presentado por el presidente de la patronal Croem, José María Albarracín, señaló en su conferencia que la economía española crecerá de forma sostenible con un 1,2% del PIB este año y un 2% el siguiente. Mientras intervenía en el Foro, el FMI anunció que España encabezará el año que viene el crecimiento europeo. ¿Pero habrá una recuperación a dos velocidades? Contestó que el Arco Mediterráneo y la Región de Murcia están ganando debido a que son zonas con mayor economía privada, con una estructura menos subvencionada, y donde más se ha sufrido con los ajustes de la crisis.

Otra cosa es cuándo se trasladará la mejoría económica a la vida diaria, a la calle. «Es muy difícil ponerle fecha a eso», contestó. «La economía española está en franca recuperación y va a crecer, pero la percepción de crisis va a seguir mucho tiempo. Va a ser difícil que la sociedad lo perciba. Cuando todo cae, la caída es para todos independientemente de su posición. Pero cuando empieza la recuperación, se desiguala, y eso crea un poco de sensación de injusticia». Para Guardiola, esta paradoja puede dar origen a movimientos populistas, y advirtió sobre algunas cosas que sucedieron años atrás en Argentina y que pueden pasar en España -reproducir algunos tics- al generarse un punto de amargura y de tensión por el desajuste entre la realidad económica y social.

Por otra parte, expresó su confianza en que el sector de la construcción y de las inmobiliarias se pondrá en marcha, ya que el stock de vivienda libre está casi agotado en zonas urbanas y costeras. «Volverá a crecer, aunque nunca será lo que fue, lo cual creo que es bueno. El principal generador de la recuperación en términos de empleo en España volverá a ser, con otras perspectivas, este sector». Añadió que el banco está muy volcado en el turismo, aunque necesita reestructurarse.

Anunció que Banco Sabadell está tranquilo ante los próximos test de resistencia, que llega en un momento cómodo para el sector financiero por la recuperación económica y después de los esfuerzos de transparencia y recapitalización. «No veo nuevas fusiones en España a corto plazo, lo cual dependerá del modelo de negocio de las entidades pequeñas». «El grueso de la reestructuración ya se ha hecho, lo que hay ahora es manejable y puede estar así muchos años. En banca la escala es importante y podemos ver alguna operación en el futuro». Opinó que el proceso de supervisión única igualará las prácticas bancarias y facilitará fusiones y convergencias a nivel europeo.