La Verdad

Dos vecinos junto al bloque de la farmacia, rehabilitado.
Dos vecinos junto al bloque de la farmacia, rehabilitado. / I. SÁNCHEZ / AGM

«Que sigan», piden los vecinos del barrio de Los Rosales

  • La barriada, estigmatizada por el desempleo y los problemas de convivencia, ha comenzado a mejorar su aspecto

La primera fase de las obras de rehabilitación de la zona sur de Los Rosales (El Palmar), que comenzó en marzo pasado, casi ha llegado a su fin. El barrio, estigmatizado por los problemas de convivencia y el alto porcentaje de desempleo, ha comenzado así a mejorar su aspecto, deteriorado por las patologías de algunos edificios construidos con materiales de escasa calidad y por la antigüedad de los bloques -entre 1969 y 1974-, que hicieron imprescindible su rehabilitación.

Concluida la primera fase, los vecinos no dudan en alabar el resultado, pese a que no han sido muchas las obras realizadas aún: se ha arreglado un edificio completo y bajantes de otros inmuebles. Para vecinos y comerciantes de Los Rosales, los cambios suponen un buen lavado de cara. Lo cuenta Abdelmajid, dueño de un bar situado en el bajo del edificio rehabilitado. «Han arreglado muchas cosas y lo están haciendo muy bien».

Otra de las vecinas del edificio, Nora, enseña las barandillas nuevas de las escaleras y las paredes de los patios, que casi huelen a recién pintado. «Que sigan», piden los vecinos, que solo lamentan la lentitud de los trabajos.