La Verdad

El granizo daña 7.000 hectáreas de cultivos en el Noroeste

«En esta zona llueve poco, pero nunca a gusto de todos». Los agricultores de las zonas altas de Caravaca y Moratalla han visto cómo parte de las cosechas de almendros, nogales y cereales se han visto gravemente afectadas por la tromba de agua y granizo de la tarde del lunes. En el casco urbano de Caravaca, las quejas se vuelven a dirigir a la falta de capacidad de la red de recogida de aguas pluviales en algunas zonas, lo que ocasionó inundaciones.

La organización profesional agraria Asaja-Murcia estimó, provisionalmente, que la tormenta de granizo «ha dañado más del 80% de las producciones de almendros, nogales y cereales». Según esta organización, «el pedrisco ha sido muy fuerte y ha dañado con mucha fuerza el arbolado, y no han quedado ni siquiera ramas en los almendros, por lo que las pérdidas van a ser muy importantes». Los informes señalan como las zonas más afectadas los parajes de Campo de San Juan, la Sierra de Mojantes y el Moralejo.

Por su lado, Coag calcula que unas 7.000 hectáreas de cultivos se vieron afectadas por la tromba de granizo. «Desde Campo de San Juan a Archivel, pasando por la Sierra de Mojantes y El Moralejo, hasta el límite con la provincia de Almería» se sitúa la zona más afectada, según José Miguel Marín, presidente de Coag Caravaca, y Francisco Gil, secretario de organización de Coag Murcia. «En el Campo de San Juan no han quedado ni hojas ni ramas pequeñas en los almendros que todavía tenían alguna cosecha y, en El Moralejo, hasta las choperas se han quedado sin hojas».

Por el contrario, en otros muchos parajes «lo que cayó fue un agua muy beneficiosa».