laverdad.es
Lunes, 1 septiembre 2014
sol
Hoy 20 / 33 || Mañana 20 / 34 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«¿Salir en la televisión? No para que se rían de mí»

Millán Salcedo| Humorista

«¿Salir en la televisión? No para que se rían de mí»

El cómico manchego presenta su espectáculo 'De verden cuando', hoy a las 21 horas en el Teatro Principal de Alicante

15.03.13 - 07:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Será el artista que más empanadillas de Móstoles ha comido en su vida. Aquel pasaje de Martes y Trece es uno de los más recordados en los clásicos humorísticos españoles, pero hace ya 26 años desde la graciosa escena. Sin embargo, pese a separarse de su pareja artística, Millán Salcedo sigue recorriendo los escenarios españoles con distintos espectáculos, todo con su firma, con su absurdo, con sus gestos, con su crítica escondida en sonrisas. Irónico, gestual y blanco en la parodia, el artista manchego sigue en la carretera con la obra ‘De verden cuando’, una evolución de ‘Yo me subí a un piano verde’, con la que ya se unía a las notas de un piano para mostrar su peculiar visión de la sociedad actual.

– Presenta en el Principal de Alicante su obra ‘De verden cuando’. ¿Qué clase de espectáculo humorístico verá el público?

– Es un espectáculo humorístico en clave de mí. Es una manera de ver lo que me llama la atención y lo hago a mi manera, porque sigo en mis trece. Este formato nación hace años, donde me subí al escenario para ver y contar la actualidad desde la ironía. Contar aquello que nos perturba, que nos afecta. Eso hago en el espectáculo.

– ¿Qué evolución ha sufrido el espectáculo desde el origen, que fue aquel ‘Yo me subí a un piano verde’?

– Es una evolución natural, la que se consigue con el tiempo y rodando el espectáculo. Es un texto hecho con libertad y como es libre es terapéutico también. Lo hago, como decía, como a me apetece, como el sinvergonzón que he sido toda mi vida. Es como una ensalada verde, porque de ‘verden’ cuando (pronuncia como el título de la obra) hay que tomarse las cosas a broma, de ‘verden’ cuando hay que tomarse la actualidad a broma porque ahora mismo, llena de morbo, de carnaza y de mal gusto, es mejor que sea broma. La mujer de Beckham decía que España olía a ajo. ¡Qué mal olfato tenía! ¡Huele a chorizo! Y además estamos rodeados del Caribe. ¡Está lleno de piratas!

– ¿Sigue acompañándose de un pianista en su monólogo?

– Sí, pero no es un monólogo al uso. Por los recortes se han puesto de moda los monólogos, donde solo hace falta un guión y un micro y se ahorran escenarios. No los critico, porque en España hemos tenido grandes monologuistas como Tony Leblanc o Gila, pero ahora es demasiado común. Viajo junto al pianista Marcos Cruz y proyectamos un audiovisual que ofrece trabajos manuales que hago. Es que me gusta que la gente que está parada haga cosas, que no pierda el tiempo y una buena manera para ello es hacer manualidades. Al final resulta un espectáculo muy completo, con mucho humor.

– ¿Ese humor sigue estando dentro o cerca el absurdo?

– Absurdo eres tú (expresa entre risas). En realidad, es el humor que sale de ver un poco de todo. Más o menos, el humor también cambia con los estados de ánimo, más irónico y absurdo depende del momento. Pero ahora, España es absurda. ¿Ha visto el programa ese que tira a famosos por un trampolín? Además de que somos poco creativos, porque se copian dos canales lo mismo, se maltrata a las estrellas. Falete, que es un artista como la copa de un pino, es líder de audiencia cuando se tira del trampolín. Es vergonzoso lo que hace la televisión, porque por eso la gente quiere carnaza, quiere ver el guarrazo de Falete. A los artistas de toda la vida nos quieren tratar como a frikis. Es una cuestión de preposiciones. Yo me río con el público. Eso es reírse del artista.

– Además de hacerlo en este espectáculo, ha cantado en otros más serios, como una zarzuela. ¿La música es algo que tenía escondido o que ha nacido recientemente en su haber artístico?

– La música siempre ha estado dentro de mí. Siempre ha habido música en mis creaciones. Como soy un osado, que siempre me he atrevido con todo, creé canciones como ‘Pocholo y Borjamari, fíjate’ o ‘Maricón de España’ en la época de Martes y Trece. También participé de la zarzuela ‘Los hijos del Capitán Grant’, pero era un proyecto con ciento y pico personas en el escenario y no siguió mucho tiempo. Pero yo sigo inquieto, pese a que no me gusta ser mediático. ¿Se dice así? ¿Mediático? Pues eso, que si me interesara solo el dinero, dejaría que me denigrasen en la televisión o seguiría con Josema (Yuste), pero como intento ser un profesional consecuente, pues no soy mediático. ¿Se dice mediático, verdad?

– No le gusta la televisión actual.

– Una cosa es mi visión como profesional o otra como espectador. Como espectador, me falta el buen gusto. Hasta en las series, parece que siempre actúan los mismos actores en todas. Deberían abrirse más. Además, como profesional me parece que no debe valer cualquier cosa. La libertad de expresión no debe confundirse con el todo vale, hay que ser responsables. Además, entrando en otros programas, como las noticias, también deprimen. Ves los informativos, todos alarmistas, y te deprimes. Y si ves los programas de fin de semana, ya crees que vives en un mundo horrible. Faltan valores, falta criterio y faltan humoristas con el fusil, que entretengan como deben. Ahora prefiero ser un titiritero, porque hasta las maletas llevan ruedas y no pesan. ¿Salir en televisión? Digo educadamente que no. Me gusta la parodia, no que se burlen de mí.

– Además de su faceta teatral, ha escrito tres libros de humor. ¿Prepara algún proyecto más?

– Siempre estoy con nuevos proyectos, libros y todo lo que puedo. En mi tiempo libre he escrito tres libros y tengo otros dos entre manos. Pero también tengo estoy escribiendo dos guiones de cine. Me atrevo con casi todo, porque cuando hay que tener mucha esperanza. La esperanza, que dicen que es ‘verden’. Recuerdo que de niño tenía una vecina que se llama Esperanza, y mi primo y yo, cuando nos dijeron que la esperanza era verde, la espiábamos cuando se bañaba en una palangana «a ver qué coño tenía verde la Esperanza». Si nos pillan, nos hubiera caído una buena.

– ¿Qué opinión le merecen los recortes en cultura y la subida del IVA al 21 por ciento?

– Debo ser un marciano. Porque cuando iba bien la economía en general, no me producía los espectáculos y ahora que la cosa está malita, que pagas IVA, autores y mil historias antes de saltar al escenario, que vas a taquilla y de cada entrada no cobras ni el cuarenta por cien, me pongo a producir. Soy rarito. Pero no me quejo. Desde pequeño he querido ser artista, actor o llámalo equis. Nadie de mi familia me negó que lo hiciera ni me ayudó a ello. He elegido libremente y por ello me siento orgulloso de Martes y Trece, porque a pesar de lo que se diga, me llevo bien con Josema, y además, veo que aquella línea sigue viva. ¿Has visto los programas de José Mota? Aunque solo sea por edad, estaría bien que los artistas también citaran a sus fuentes.

– ¿Tiene una opinión política sobre estas medidas? ¿Le diría algo algún ministro, por ejemplo?

– Claro que la tengo, pero mejor tomármelo a coña. ¿Si le diría algo a algún ministro? Pues decirle no, pero a José Ignacio Wert la daría una sardineta en el culo, con todos los dedos y las uñas. Me lo imagino. En un cóctel lleno de personas importantes, me escondo, y cuando se agache a coger algo, voy por detrás y le doy la sardineta en el culo. Eso haría, simplemente. No voy a parar hasta conseguir darle una sardineta a Wert (expresa entre risas).

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«¿Salir en la televisión? No para que se rían de mí»
Millán Salcedo. | R. A.
Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA