laverdad.es
Jueves, 31 julio 2014
sol
Hoy 22 / 32 || Mañana 22 / 34 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La segunda jornada de huelga en Latbus deja notables retrasos

MURCIA

La segunda jornada de huelga en Latbus deja notables retrasos

Algunos usuarios alertan de demoras de casi una hora en ciertas líneas. «Nos parecen un abuso, pero los servicios mínimos se están cumpliendo», señala el presidente del comité de empresa, Miguel Cano

En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un integrante del piquete impide la salida de un autobús en la cocheras de latbus. | Foto: Edu Botella / AGM | Vídeo: laverdadtv
«Nos parecen un abuso, pero los servicios mínimos se están cumpliendo». Así se expresaba esta mañana desde las puertas de las cocheras de Latbus Miguel Cano, presidente de su comité de empresa, durante la segunda jornada de la huelga indefinida convocada por los empleados de la concesionaria del servicio de autobuses en la ciudad de Murcia. Sin embargo, Cano reconocía que el servicio acumulaba un retraso de 20 minutos en algunas líneas, aunque algunos usuarios alertaban demoras de casi una hora, agravadas por la jornada de lluvia que vive hoy la capital del Segura. No en vano, ya advertía ayer de que «si alguien no quiere tener problemas en el trabajo, mejor que se busque un medio de transporte alternativo», después de las 24 horas de huelga indefinida de los 600 trabajadores que integran la plantilla.
El portavoz de los trabajadores achacaba el retraso a que se ha dado prioridad a la salida de los autobuses escolares de las cocheras, dadas las condiciones climáticas de lluvia, y las líneas que han salido con posterioridad llevaban un cierto retraso. De todas formas, Cano ha explicado que los autobuses han tomado la salida "con regularidad y con más puntualidad que en otras ocasiones". Asimismo, ha indicado que los servicios "están circulando bien en principio".
Un grupo de control acudía a las 6 de esta mañana a las instalaciones de la empresa para garantizar que no se rebasaran los servicios mínimos, fijados por la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio en el 50%, frente al 30% de otras huelgas. «Han sido impuestos por el Gobierno porque no ha habido negociación», se señalaba desde el comité, que ya advirtió ayer de que «si el martes hay piquetes será por la falta de responsabilidad de la Dirección General de Transportes y de la Entidad Pública del Transporte, porque al comité de huelga le han atado las manos y no pararemos a los trabajadores».
No obstante, Cano mostraba su esperanza en que esta situación se resuelva de una manera rápida y definitiva. «Si por nosotros fuera, la huelga se acaba mañana mismo, y dejábamos de darle el follón a los murcianos, pero para eso tienen que darnos ciertas garantías, como la de la continuidad de todos los compañeros y no parece que eso vaya a pasar hoy mismo». De hecho, ha confirmado que los empleados todavía no han recibido la llamada de ninguno de los responsables de la empresa y no ha habido toma de contacto con ellos, lo que consideraban previsible "dado el puente de San José que ha habido de por medio".
En este sentido, los empleados siguen esperando que la empresa desembolse el dinero de la paga extraordinaria de marzo, que tenía que haber abonado el pasado jueves, día 15. La dirección de la empresa anunció la semana pasada que iba a hacer efectivo el 50 por ciento de esta cantidad, que finalmente no se ha pagado.
Asimismo, el Comité de Empresa espera que se le facilite el documento que la dirección de Latbus y sus administradores concursales remitieron a la Comunidad Autónoma y al Ayuntamiento de Murcia solicitando el cese de determinados servicios para hacer viable la compañía.
Cano explica que los trabajadores perciben que la deuda de la empresa es "inasumible" por la "gestión nefasta que se ha hecho", y que se están "barajando despidos", sobre todo de los empleados con más años de servicio, que resultan más "caros de mantener". Por ello, solicita a la administración que "tome medidas" y "rescate" a la compañía.
A pesar de que los empleados en huelga no cobran su nómina, Cano ha anunciado que les da "igual" y que van a seguir "aguantando" hasta que se cumplan sus reivindicaciones. En este sentido, puntualiza que esta huelga "es diferente a todas las demás que se han llevado a cabo hasta ahora", porque su objetivo es que se garanticen los puestos de trabajo.
Jornada de ayer
La jornada de ayer transcurrió sin incidentes reseñables y sin piquetes; solo destacó la presencia de un grupo de control en las cocheras de Latbus para comprobar que se secundaba la convocatoria de huelga. Para hoy, sí que se esperan «atrasos significativos en todas las líneas». De ahí el consejo que daba Miguel Cano de optar, a partir de este martes, por coger el coche, la moto, la bicicleta, incluso el tranvía antes que el autobús «para que los murcianos lleguen a tiempo a su puesto de trabajo».
La primera jornada de huelga, «Latbus registró un 10% menos de ingresos», según el comité de empresa. Unas pérdidas mínimas, «debido a que se trataba de un día festivo y han salido una treintena de coches, incluidas las líneas de Busmar en dirección a las zonas de costa: San Javier, San Pedro del Pinatar y Torrevieja, además de destinos de interior como Archena, Ricote, Abarán y Blanca». Estas pérdidas, tras el puente de San José, irán 'in crescendo', según los mismos cálculos del comité de empresa: «Desde el 10% hasta el 40%». Es decir, que de los 65.000 euros de caja que se hacen de media durante un día laborable, Latbus perderá 26.000 euros en la recaudación de este martes, y así sucesivamente mientras que se prolongue la huelga. Una cifra que no solo «respaldaba» el gerente de Latbus, José Luis Sánchez, sino que incluso elevaba «a pérdidas del 60% al 70% si retrasan las horas más conflictivas». Esto es, de 7 a 9.30 horas, cuando mayor flujo de trabajo registran las líneas. Pero todo dependerá de la actitud que mantengan los piquetes con los servicios mínimos fijados para la huelga (el 50% de los servicios regulares de transporte de viajeros que discurren por el casco urbano y cercanías de la ciudad de Murcia, así como el 100% de los servicios de transporte regular de viajeros de uso especial: escolares, educación especial y obreros).
Del discurso crítico del comité de empresa, no se ha salvado el concejal de Tráfico y Transportes del Ayuntamiento de Murcia, Javier Iniesta, ni siquiera algunos compañeros del Grupo Latbus. Caso de los 48 trabajadores de Busmar. Al respecto del primero, Miguel Cano pidió al edil Iniesta que «sea más prudente a la hora de hablar de Latbus, porque llevamos cuatro años sufriendo esta situación».
En cuanto a las tres empresas que integran el Grupo Latbus (Travimusa, Busmar y Lirsa), Cano recordó que «en la primera asamblea se aprobó la huelga por mayoría de Travimusa y Busmar, porque Lirsa no asistió; pero en la segunda asamblea, Busmar decidió dejar la huelga. No entiendo que solo acudieran cinco trabajadores para decidir el futuro de 48 empleados de Busmar. Es una lástima, porque le están restando efectividad a la huelga indefinida. Ellos son pocos trabajadores y en esas zonas viven directivos de Latbus que les han minado».
No obstante, el presidente del comité de empreza no quiso echar más leña al fuego, y zanjó que «cada uno es libre de defender la economía de su casa como quiera. Lo respetamos». El comité de empresa ha vuelto a solicitar a la Entidad Pública del Transporte «acceso al documento de propuesta del recorte del servicio que le han planteado los administradores concursales». Miguel Cano asegura que prevén «una escabechina por los despidos entre la plantilla».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti