laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 11 / 21 || Mañana 8 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La fiscalía de Murcia presenta una denuncia por el desmontaje del barrio andalusí

YACIMIENTO EN SAN ESTEBAN

La fiscalía de Murcia presenta una denuncia por el desmontaje del barrio andalusí

09.12.09 - 17:26 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Fiscalía de Murcia presentó esta mañana ante el juzgado número Uno de Murcia, en funciones de guardia, una denuncia por los trabajos de desmonte que se realizan en el yacimiento encontrado en el centro de Murcia, donde se ha localizado la traza de un barrio islámico de los siglos XII y XIII, en la que pide que se paren esos trabajos e impide que se saquen los restos del recinto. Ante la denuncia, el juzgado ordenó la paralización cautelar de los trabajos en el yacimiento.
La decisión de la Fiscalía se produjo después de la denuncia presentada también hoy ante este órgano judicial por la Plataforma Ciudadana de Defensa del Patrimonio Arqueológico de San Esteban.
Según informaron portavoces de la Plataforma, la denuncia de la Fiscalía entendía que los trabajos de desmonte podrían atentar contra las leyes de Patrimonio Histórico del Estado y la de Patrimonio Cultural de la región, y se ha presentado contra los responsables de la consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma desde donde se autorizaron estos trabajos.
El yacimiento consta según han informado los arqueólogos así como la propia consejería de Cultura, una trama urbana de entre los siglos XII y XIII, formada por media docena de palacios, casi un centenar de viviendas, con sus correspondientes calles e infraestructuras de desagües, así como una mezquita.
Hoy, y ante la noticia de que podrían empezar los trabajos de desmontaje de los restos, que se han concretado en el palacio conocido como número Uno, la Plataforma convocó a los ciudadanos ante el jardín para tratar de paralizar esas tareas.
Además, miembros de la Plataforma Ciudadana alertaban por megáfono a los trabajadores de que el delito de lesa arqueología esta penado con hasta seis meses de cárcel.
La empresa concesionaria del aparcamiento, tras la presentación de una primera denuncia ante el Seprona de la Guardia Civil rodeó toda la superficie del jardín con una doble valla que impedía a los ciudadanos ver los trabajos que se realizaban en el interior.
Por ello, la Plataforma colocó en una vivienda particular junto al jardín una cámara desde donde a través de una página web se ven en directo las tareas que se desarrollan, al tiempo que se graban por si la autoridad judicial lo requiera como prueba.
Hoy mientras unos portavoces de la Plataforma presentaban la denuncian ante fiscalía, otros alertaban al Seprona de que se estaban produciendo los trabajos de desmonte, por lo que varios agentes de este servicio de la Guardia Civil se han desplazado, han grabado imágenes y han pedido la identificación a los trabajadores.
Además, los ciudadanos congregados impidieron la entrada al recinto de un camión de la empresa "Integra Palets", que al final aparcó en otro de los accesos al yacimiento, y del que se descargaron varias decenas de palés, mientras los arqueólogos colocaban en cajas verdes de plástico los restos arqueológicos que iban desmontando del muro principal del citado palacio.
El yacimiento se descubrió a raíz de las obras iniciadas para la construcción de un aparcamiento subterráneo justo al lado del palacio de San Esteban, sede del Gobierno regional, y a menos de 50 metros de donde se acaba de terminar otro subterráneo, aún sin inaugurar, que tendrá acceso directo a un gran almacén situado frente al jardín.
Tras el hallazgo y después de controversias entre la consejería de Cultura y expertos regionales y nacionales, la dirección general de Bellas Artes y Bienes Culturales, que encabeza Enrique Ujaldón, hizo público un informe, en el que se decidía "conservar in situ" parte de los restos, a los que se calificó de construcción de calidad media-baja aunque destacado por formar un trazado urbano.
El informe añadía que se iba a desmontar para construir el aparcamiento con la intención de reubicar luego parte de ellos en la superficie, junto a un centro de interpretación.
Durante el pasado fin de semana visitó Murcia José María Luzón, catedrático de Arqueología de la Complutense y ex-director del Museo Arqueológico Nacional, que calificó los restos de "mina de oro" que podría convertir a Murcia "en referente nacional e internacional" y afirmó que el aparcamiento sería "incompatible con la conservación del yacimiento".
En Tuenti