laverdad.es
Sábado, 20 septiembre 2014
claros
Hoy 17 / 31 || Mañana 21 / 33 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
¿Qué es la balsa 'Yenny'?

REGIÓN MURCIA

¿Qué es la balsa 'Yenny'?

31.08.09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La balsa Yenny estaba situada en Cartagena, concretamente en la población de El Llano del Beal y se formó con los materiales depositados por el lavadero Segunda Paz. Los estériles, procedentes de la actividad minera que desarrollaban sucesivamente el grupo de empresas Minera Celdrán, Peñarroya y Portmán Golf, comenzaron a depositarse en 1950, hasta cesar en 1970.
La balsa almacenó así, a lo largo de esos dos decenios, una enorme cantidad de materiales desechados de las minas. En concreto, en una superficie de 95.000 metros cuadrados, se amontonaban 1,085 millones de metros cúbicos de estériles. Toda esa zona fue cedida gratuitamente por la empresa Portmán Golf a la Comunidad Autónoma de Murcia, concretamente a la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Economía y Hacienda, en diciembre del 2001.
La cesión era, literalmente, un regalo envenenado, por cuanto en ese más de un millón de metros cúbicos, con forma de montaña de 60 metros de altura, se acumulaban metales altamente contaminantes que amenazaban gravemente a la localidad de El Llano del Beal.
De hecho, algunos informes alertaban de que el descomunal montón de estériles podía descomponerse en caso de lluvias fuertes y arrasar parcialmente esa población, con el riesgo de pérdida de vidas humanas.
Esa situación llevó a la Comunidad a actuar con urgencia y asumió el coste de la erradicación de la balsa y del traslado de estériles a una corta minera denominada Los Blancos III. Los trabajos tuvieron un coste de 5,5 millones de euros y fue asumido por mitad por la Comunidad Autónoma y el Ministerio de Medio Ambiente. Los ex dueños de la balsa no sólo nada pagaron, sino que cobraron por dejar que los materiales se depositaran en sus terrenos.
Esa circunstancia llevó a la Fiscalía, en el verano del 2007, a abrir una investigación, por estimar que el Gobierno murciano no había cumplido con la máxima «quien contamina, paga», elemental en la legislación sobre medio ambiente.
La Comunidad esgrimió un informe, sin embargo, en el que se señalaba que el coste habría que repercutirlo en la empresa Portmán Golf. Esta parte de la investigación contra el Ejecutivo regional parece haber quedado en nada.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti