laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 19 / 36 || Mañana 19 / 35 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Coloso junto a La Azohía

PATRIMONIO AZUL

Coloso junto a La Azohía

Sumergirse en el Arco de Tiñoso, que tiene 37 metros bajo el mar, permite bucear contra las corrientes en un fondo rocoso

En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Arco es un lugar muy especial de Cabo Tiñoso, formado por un impresionante arco de roca por el cual pueden pasar las embarcaciones. Uno de sus laterales es aprovechado en esta inmersión como punto de amarre. Allí los responsables del Centro de Buceo Andrómeda, Carlos y Ginés, explican que el descenso se hará en contra de la corriente a la cota de máxima profundidad que vamos a ir, para regresar e favor de corriente y en cota de menos profundidad para una mayor comodidad.
Embarcamos y tras unos 20 minutos recorriendo los acantilados de Cabo Tiñoso llegamos al punto de fondeo situado junto a las inmediaciones del arco natural de roca, que desde lejos no da idea de lo grande que puede ser.
La inmersión se desarrolla en una cota inicial de 20 metros de profundidad. Con un fondo de roca calcárea blanca y grandes bloques de roca producto del desprendimiento de los acantilados. Una gran variedad de vida fluye bajo el agua, con una variada formación de algas al alejarse de las paredes.
La bajada sigue a una cota de 20 metros por alrededor de la pared en dirección al arco por su parte externa. Los buceadores vuelan, pues el fondo se encuentra unos diez metros más abajo y la superficie algo mas elevada; el buceo sigue la corriente del agua que se genera en el arco en contra de ésta y cuesta nadar. En la roca aguardan algunas especies de peces que dejan acercarse al visitante.
Al llegar al extremo del Arco, el fondo se vuelve más oscuro. Ahí se alcanza la máxima profundidad, pero lo mejor es recrearse con el paisaje, sin psar de los 25 metros y no llegar a entrar en descompresión. La vuelta se hace por el interior del Arco. Aquí la profundidad es de solo 6 metros y a la vuelta la corriente del agua a favor, ayuda a navegar bajo el agua con menor esfuerzo. En este punto es fácil distinguir algún banco de barracudas entre las aguas abiertas algo desplazadas de la pared.
Tras 35 minutos bajo el agua, el aire empieza a llegar a los limites de seguridad y es el momento de regresar al barco, muy próximos a la pared, pues en ella se adhieren numerosas especies vegetales y animales. En sus grietas hay morenas y otros peces que habitan en las oquedades de la roca camuflándose con su colorido.
Cabo Tiñoso, lugar por excelencia para el buceo, ofrece una costa muy abrupta donde las montañas crean paredes verticales que se sumergen en el Mediterráneo formando unos contrastes submarinos de una gran belleza.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Coloso junto a La Azohía
Tres buceadores por la pared sumergida del Arco. / A. R.