Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cartagena

BUZEO EN LA AZOHÍA

La Cueva del Arco esconde en su interior una gigantesca sala con galerías de un kilómetro que se adentran en la montaña

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Lago salado bajo Cabo Tiñoso
Cuatro buceadores pasan por una de las cuevas de las aguas de Cabo Tiñoso. / A. R.
Cabo Tiñoso, un lugar por excelencia para el buceo, ofrece una costa abrupta de roca calcárea que se introduce a pico en el fondo del mar, creando paisajes singulares de extraordinaria belleza. De las 53 zonas de buceo en la costa de Cartagena, 27 se encuentran en un área que pronto será declarada reserva marina por parte de la Comunidad Autónoma.
Destacan las numerosas cuevas que se han formado en este tramo de costa, que son un gran atractivos para el buceo. Aunque no hay que descuidarse: para visitarlas hay que ir acompañados de especialistas del buceo en cuevas y el centro de buceo Rivemar es uno de los centros de referencia en España en esa modalidad y buceo técnico especializado, además del convencional.
Su director, Sergi Pérez, nos acompaña a una de las inmersiones más extraordinarias de la zona, la Cueva del Arco. Rivermar también ofrece una estupenda terraza con servicios de bar y unas vistas al mar es la entrada al centro de buceo. Sergi nos enseña las instalaciones donde podemos ver las estaciones de carga de aire, Nitrox, Trimix, equipos, vestuarios y aulas. El ambiente de buceadores para cuevas y de buceo técnico se ve nada más llegar al club.
Barcos adaptados
Después de explicarnos la inmersión que vamos a realizar, nos trasladamos al puerto de La Azohía y subimos a una de las cuatro embarcaciones que tiene este centro. Una de ellas está adaptada para buceadores discapacitados con un excelente ascensor para bajar y subir al buceador del agua.
Una navegación de unos veinte minutos por los acantilados de Cabo Tiñoso nos lleva a un lugar de paredes calcáreas junto a un imponente arco de roca. Bajo estas paredes se encuadra la boca de acceso a la Cueva del Arco.
Nos zambullimos en el agua acompañados de especialistas en cuevas, y una gran boca oscura nos conduce al interior de una imponente cavidad. Tenemos que dejar los equipos en el agua y andar por el interior de una sala para llegar unos 50 metros mas adentro a la gigantesca Sala del Lago. Llamada así por su piscina de agua salada, es una da las más grandes de las cuevas de la Región de Murcia.
Tiene unos 30 metros de ancha por otros 90 de larga y 30 de altura, de los que 12 son sumergidos con un volumen aproximado de 60.000 metros cúbicos. Sergi Pérez explica que da acceso a un entramado de galerías que recorre más de un kilómetro montaña adentro.
Dos entradas
Nos bañamos en el lago y volvemos a recoger los equipos en donde un espectacular azul del mar y la luz iluminan las dos entradas submarinas a esta cavidad.
Volvemos a colocarnos los equipos y nos meteremos en el agua de nuevo para recorrer las paredes sumergidas del Cabo Tiñoso. La flora y la fauna son abundantes. Dos morenas de un tamaño respetable nos observan introducidas en una grieta y al alejarnos de los acantilados la pradera de posidonia cubre la arena del fondo.
Regresamos s superficie donde volvemos a deleitarnos con una magnifica puesta de sol al regreso navegando por las acantilados de Cabo Tiñoso en dirección a La Azohía. La visita a la Cueva del Arco ha merecido la pena.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios


Noticias de Cartagena

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS