Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

06.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El Archivo Naval de La Mancha, clave en la sentencia que favorece a España en el 'caso Odyssey'
Piezas del . /EFE
El Archivo del Museo de la Marina, situado en el palacio renacentista que Don Álvaro de Bazán, mandó construir en la segunda mitad del siglo XVI en Viso del Marqués (Ciudad Real), ha sido fundamental para que el Gobierno español haya ganado una batalla judicial a la empresa Odyssey por el tesoro de La Mercedes.
Este palacio que el Marqués de Santa Cruz ordenó construir en plena Mancha, en un punto equidistante de Cádiz, Cartagena, Lisboa y Madrid, cuenta con un patrimonio documental que ha sido fundamental para demostrar que el pecio expoliado por Odyssey frente a las costas portuguesas, cerca del Cabo de Santa María, pertenece a la fragata Nuestra Señora de las Mercedes. Este barco se hundió el 5 de octubre de 1804 tras recibir un cañonazo de la flota inglesa con un tesoro en su interior valorado hoy en cientos de millones de dólares.
De América a Cádiz
Más de 200 años después, personal especializado de los ministerios de Cultura y Defensa han tenido que rebuscar entre los documentos del archivo naval manchego para demostrar que el pecio correspondía a esta fragata que regresaba de América a Cádiz con dinero de la Real Hacienda y con la fortuna personal de Don Diego de Alvear.
«En este archivo tenemos un tesoro documental que ha sido de gran utilidad para defender documentalmente nuestra investigación», sostiene el almirante Gonzalo Rodríguez, director del Museo Naval, del que depende este archivo manchego. En su opinión, aunque los expolios de pecios existen desde hace décadas, lo ocurrido con esta fragata española ha servido para «renacer una conciencia nacional respecto al patrimonio histórico español sumergido que es el más valioso de todo el mundo teniendo en cuenta el tamaño del imperio que fuimos y que tuvimos la Marina más poderosa del siglo XVI».
Nueva arqueología
Según el almirante Rodríguez, todo indica que el futuro de la arqueología marina pasará por respetar los restos de los naufragios en los puntos donde han sido hallados en lugar de extraer las piezas más valiosas. «El papel de estas empresas -Odissey- debe ser el de colaborar con los estados para buscar estos restos con su tecnología e investigarlos», afirma el director del Museo Naval que se muestra convencido de que algún día será posible visitar el fondo de los mares para ver de cerca los barcos naufragados. Tal vez entonces acaben los expolios.
Por su parte, el gobierno de Perú impugnará la decisión de un juez estadounidense que este miércoles recomendó que sea devuelto a España el tesoro de 500.000 monedas de plata y oro rescatado del fondo del mar por la empresa estadounidense Odissey. Dicen que el tesor procedía de sus tierras.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS