Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

Cultura

Los especialistas reivindican en Canal 6 los hábitos de vida saludables como principal medida para prevenir los mil ataques cardiacos que cada año se producen en la Región
31.01.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Alguien que ha sufrido un infarto puede llevar después una vida sexual normal»
Mariano Valdés, Juan Madrid, Víctor Rodríguez, Manuel Molina Boix y José Antonio Ruiz Ros, el jueves pasado en Canal 6 antes de comenzar el programa. / GUILLERMO CARRIÓN/ AGM
C ada año se producen en la Región de Murcia unos mil nuevos infartos de miocardio, que afectan principalmente a mayores de 45 años. Así lo puso de manifiesto el profesor Mariano Valdés, catedrático de Medicina y jefe de Cardiología del hospital Virgen de la Arrixaca, el pasado jueves por la noche en el programa de Canal 6 Taller de Salud, dirigido y presentado por el periodista de La Verdad Víctor Rodríguez. Además de Valdés, acudieron como invitados al espacio el máximo responsable de la Unidad de Cardiología del Morales Meseguer, José Antonio Ruiz Ros, y los doctores de La Arrixaca Juan Madrid, endocrino y nutricionista, y Manuel Molina Boix, jefe de Medicina Interna.
Tanto Ruiz Ros como Valdés coincidieron en destacar la necesidad de acudir al hospital ante el más mínimo síntoma de ataque al corazón. «Cuando más podemos hacer los profesionales -subrayó el catedrático- es en la primera hora; es lo que llamamos hora de oro. Después, las posibilidades de recuperación son menores». A lo que el cardiólogo del Morales añadió que «entre el 25% y el 30% de las personas que padecen infartos llegan sin vida al hospital».
Como contestación a la llamada de María Antonia -una vecina de Roldán que planteó que sufría constantemente dolores fuertes de brazo y pecho, pero que el especialista había descartado con pruebas cualquier afección cardíaca-, Mariano Valdés explicó que «una persona de una edad media que sea hipertensa, que fume, con colesterol o diabético y que lleve una vida sedentaria, que de repente al hacer un esfuerzo -subir una escalera o coger peso- nota cualquier sensación de cintura para arriba como dolor, presión, ardor y que este dolor desaparece cuando deja de hacer el esfuerzo, podríamos encuadrarlo con el término angina de pecho». Los dolores del infarto, agregó Valdés, «suelen aparecer en reposo, duran más (25 o 30 minutos), se dan también en población de riesgo y el dolor llega a ser tan intenso que el propio paciente no duda en dirigirse al hospital».
Para el doctor Madrid, en el tratamiento hospitalario de los infartos se ha avanzado «espectacularmente en los últimos años, pero donde fracasamos de forma estrepitosa es en la prevención: cada vez hay más niños obesos, muchos hipertensos que no se controlan, se sigue fumando demasiado... Creo esencial que cada vez haya menos personas con infartos y para ello hay que estimular unos hábitos de vida saludables, de alimentación, de ejercicio, evitar los tóxicos...».
Con respecto al aumento de infartos en menores de 35 años debido al consumo de cocaína, Valdés comentó que de los 450 casos que llegan anualmente a la ciudad sanitaria, unos diez corresponden a jóvenes, lo que aparentemente sería una cifra baja si no fuera porque hace quince o veinte años no existían los ataques al corazón por los efectos de la droga.
Por tomar cocaína
Ruiz Ros fue más lejos e indicó que hay estadísticas que demuestran que, en pacientes menores de 40 años, uno de cada cuatro infartos está directamente relacionado con el consumo de cocaína. Es más, está descrito que una persona puede sufrir un infarto incluso sólo con la primera dosis de coca». Y apuntó un dato demoledor: «En España, el año pasado se registraron 1.900 infartos en menores de 34 años».
«Cuando yo era residente -dijo Molina Boix- no se sospechaba que pudieran darse infartos en menores de 35 años o en mujeres de menos de 45, pero ahora ya se ven casos».
¿Existe algún riesgo serio si se practica sexo regularmente tras recuperarse de un ataque cardiaco? «Los infartados pueden llevar una vida sexual totalmente normal», sentenció Ruiz Ros.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA



Noticias de Cultura

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS