Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |

Cultura

Cultura

La autora de 'Cielo nocturno' habló ayer con sus lectores en la Universidad de Murcia
28.01.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Soledad Puértolas: «No soporto que me griten, y cada vez te gritan más»
Soledad Puértolas, ayer en Murcia. / GUILLERMO CARRIÓN / AGM
Así de claro: poco tendría que hacer un bandido doblemente armado con Soledad Puértolas (Zaragoza, 1947) si la escritora se pone a hablarle en mitad de un asalto imprevisto de su pasión por la literatura, porque Soledad Puértolas, a quien su nombre no la ha inmunizado contra el miedo a no encontrar en los espejos más que su propia imagen, ama la literatura como a sí misma. La autora de El bandido doblemente armado, título de un libro que publicó en 1979 y nombre que le ha puesto a su café-librería de Madrid, que se encargan de llevar sus hijos -Diego y Gustavo-, estuvo ayer en Murcia para participar en una charla-coloquio, que presentó el profesor Pozuelo Yvancos y organizó el Área de Literatura de la UMU, que dirige Sagrario Ruiz.
Puértolas, autora de Cielo nocturno (Anagrama, 2008), aprovechó las horas de tren para bucear placenteramente en la escritura de otros autores, anhelando llegar a Murcia para disfrutar de algo de la tranquilidad que ya es difícil encontrar en las grandes ciudades. Y deseando encontrarse con gente amable. «Me preocupa mucho el mal tono de la gente», dice. «Un mal tono», añade, «que se está imponiendo», ganando la batalla en mercados y tertulias, en espacios públicos y privados, como una plaga de gritos y malos modos. «¿Cómo hemos dado lugar a volvernos tan intolerantes?», se pregunta. «¿Cómo es posible que resulte tan difícil tener con alguien una conversación tranquila?», insiste. «Admito perfectamente que no estén de acuerdo conmigo, pero no soporto que me griten, y cada vez te gritan más; cada vez hay más agresividad, sobre todo en las grandes ciudades...».
Ella derrocha buenas maneras en su discurrir por el presente, del que se defiende con palabras e historias. «No pienso en el futuro, no le dedico mi tiempo; puede que esto sea una carencia, pero también es una ventaja», explica. Y, en cuanto al pasado, tan presente en Cielo nocturno, indica que «cuando lo recuerdo tengo la sensación de que pertenece a otra persona». «Lo que me importa es el presente, que por supuesto no entiendo, como no entiendo la vida; a lo mejor, por eso escribo, para ver si acabo entendiendo algo...». Y se va a dar un paseo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA



Noticias de Cultura

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS