Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

España

ESPAÑA
El padre de una de las víctimas agrede a 'Nanysex' en el segundo día del juicio
Familiares de los menores reconocen que las vejaciones han dejado secuelas en los pequeños, como si hubieran «perdido la inocencia» que les rodea
18.06.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
No soportaron la presión. Uno de los padres de los menores víctimas de Álvaro Iglesias, conocido como Nanysex, le propinó ayer un puñetazo en la cara nada más entrar en la Sala que le juzga y que le provocó una pequeña brecha, mientras que otra de las madres de los niños se abalanzó contra él en los pasillos de la Audiencia Provincial de Madrid, siendo reducida por varios de los agentes de la Policía Nacional que custodiaban a los acusados.

En la segunda sesión del juicio, a puerta cerrada, contra Nanysex y otros tres acusados de formar parte de una red de pederastas se vivieron momentos de tensión. Apenas minutos después de que Fernando G. entrase en la sala, a las 11.45 horas, los cuatro acusados salieron escoltados por los agentes. Tras ellos, el progenitor dejaba las dependencias judiciales con aspavientos y visiblemente alterado. «Se ha liado», señaló a los periodistas el abogado Jesús Garzón, que representa a la Fundación Sandra Palo. La agresión se produjo al tiempo que Fernando entró a la sala. A piñón fijo, se dirigió directo a Nanysex y le lanzó un puñetazo en la cara. Este se refugió bajo sus esposas, lo que le originó una brecha. El tribunal modificó la distribución de la sala, colocando delante de los procesados un barrera de policías para evitar más incidentes.

Fernando G. mantuvo una estrecha relación con Nanysex, quien se enfrenta a 39 años de prisión por diez delitos de abusos sexuales. En el 2003, el acusado puso un anuncio en un periódico para subarrendar su piso en Collado Villalba. Fernando G. respondió al reclamo, compartieron piso durante unos meses, periodo en el que el supuesto pederasta se hacía cargo de su hijo, uno de los menores que más vejaciones sufrió.

Tensa jornada

Fernando G. no fue el único que perdió los nervios durante la sesión. Otra de las madres, Jessica L., intentó sin éxito agredir a Nanysex. Cuando los procesados atravesaron el pasillo para dirigirse a los calabozos, Jessica se abalanzó con las manos en alto contra el acusado. Un agente la redujo para evitar que le golpeara al grito de «tranquila». «Tranquila, no. ¿Qué no sabéis lo que es esto!», le imploró.

Los padres de los pequeños tuvieron que rememorar la pesadilla vivida cuando conocieron que sus hijos habían sido víctimas de un grupo de pederastas, que les sometían a vejaciones inhumanas. Tras testificar, sus rostros reflejaban el dolor de tener que verse las caras con los procesados. Muchas de las mujeres salieron llorando. Una de las testigos señaló al tribunal que en una ocasión encontró «gotas de sangre» en el pañal de su hijo

Las madres de los niños que tenían mayor edad han notado en sus hijos «un cambio» en su actitud, como si hubieran «perdido la inocencia» que rodea habitualmente a los niños.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de ESPAÑA
más videos [+]
ESPAÑA



Noticias de España

Enlaces de Interés

Vocento
SarenetRSS