Sábado, 21 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

REGIÓN

Publicado: 19:57

URBANISMO
El Gobierno prevé la construcción de 500.000 nuevas viviendas en Murcia
Todos los ayuntamientos de Murcia han iniciado la adaptación de sus planes generales a la nueva legislación y cerca de una veintena han aprobado su nuevo ordenamiento
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El consejero de Vivienda, Joaquín Bascuñana, calcula que en los próximos 30 años se construirán en la Región unas 500.000 nuevas viviendas, la cuarta parte de ellas de protección oficial, según el planeamiento hecho por los 45 ayuntamientos en la adaptación a la nueva ley regional del suelo de sus respectivos planes generales.
Bascuñana manifestó que estos desarrollos mantienen el ritmo constructor de los últimos años y se estima en una horquilla de entre 15.000 y 17.000 las nuevas construcciones que se levantarán cada año en el territorio regional a partir de la reserva de suelo de los ayuntamientos.
Según Bascuñana, del total de nuevas construcciones debe destinarse ahora un mínimo del diez por ciento (50.000) a viviendas de protección pública, si bien esta previsión coincide en el tiempo con la próxima aprobación en las Cortes de la nueva ley estatal del suelo, que eleva al 25 por ciento la reserva de suelo oficial.
Todos los ayuntamientos de Murcia han iniciado la adaptación de sus planes generales a la nueva legislación y cerca de una veintena han aprobado, al menos en primera vuelta, su nuevo ordenamiento, según el consejero.
Joaquín Bascuñana dijo que hay planes generales "más ambiciosos" que otros desde el punto de vista urbanizador, y citó los casos de Lorca y Jumilla, con 68 y 27 convenios, respectivamente, ya firmados a partir del nuevo planeamiento.
Para el consejero de Obras Públicas y Vivienda, estas previsiones de crecimiento del suelo urbano regional afectan en mayor proporción al territorio interior que al litoral, a consecuencia -dijo- de que "se puede ir de un extremo a otro de Murcia en una hora por la mejora de las carreteras, y ya no es necesario tener una casa en la costa para ir a la playa".
Además, acusó a los partidos de la oposición de sembrar demasiadas dudas sobre actuación del Gobierno regional en materia urbanística "como si aquí estuviéramos haciendo barbaridades", y apuntó que la Administración regional -que debe supervisar y aprobar todos los expedientes elevados por las corporaciones- "poco puede hacer" en este asunto porque es "de competencia municipal".
El consejero opinó que lo mejor de esta legislatura ha sido adjudicar el nuevo aeropuerto de Murcia y lo más ingrato "la campaña sin razón contra los desarrollos urbanísticos".
En ese sentido, insistió en que el cálculo de 500.000 viviendas es "a 30 años vista" y, en consecuencia, "en ese tiempo no solo habrá esa cifra de nuevas casas, sino también colegios, carreteras, centros de salud y viales que ahora no existen".
"La ciudad de Murcia de ahora no es la misma de hace 30 años, y en eso nadie piensa", reiteró el consejero, quien afirmó también que cuando un ayuntamiento firma un convenio con un promotor para desarrollar un suelo "se reciben unas compensaciones en beneficio de toda la ciudad, de las que nadie habla".
La previsión del Gobierno de construir 500.000 nuevas viviendas en las próximas tres décadas coincide con la realizada por la Federación de Empresarios de la Construcción (FRECOM), cuyo secretario general, José María Riquelme, apuntó que esa cifra equivale a la capacidad de la reserva de suelo efectuada por los ayuntamientos, que puede "ejecutarse o no" en su totalidad.
Riquelme dijo que el sector en Murcia, que ha generado en los últimos tres años entre 35.000 y 40.000 viviendas anuales, no se encuentra en crisis, sino en un periodo de "ajuste" entre la oferta y la demanda, y consideró que si a finales de año se ponen en el mercado "37.000 casas no podemos decir que haya problemas".
Además, informó de que cerca del 80 por ciento de las obras se concentran en una decena de municipios: Murcia y su área metropolitana, Cartagena, Mar Menor y costa sur de la Región, y aseguró que casi la mitad de las ventas se efectúan a extranjeros y a residentes en otras autonomías como Madrid.
Por otra parte, el secretario de la patronal del sector calificó de "muy negativa" la reforma de la ley del suelo en lo que afecta a vivienda protegida porque además de elevar la compensación a los ayuntamientos sube del diez al 30 por ciento, para algunos casos, la reserva de suelo para VPO.
"Será difícil para un empresario defender económicamente un proyecto que se destine a vivienda protegida si se compra un solar a precio de oro y solo queda la mitad prácticamente de suelo libre", comentó este empresario, quien consideró "demasiado intervencionista" la reforma legal.
En su opinión, la consecuencia primera de esta ley será el encarecimiento de las casas de promoción libre porque los constructores -dijo- deberán compensar por esa vía la pérdida de ganancias de las VPO.

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad

Canales RSS