Viernes, 24 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

REGIÓN

Publicado: 13:28

congreso de directivos
Un experto en migraciones augura para España un alto grado de multiculturalidad
La población española tiene una percepción menos favorable de los inmigrantes porque considera que perjudican a los trabajadores
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El director del Centro de Estudios sobre Migraciones Internacionales e Integración Social del Instituto Universitario Ortega y Gasset, Joaquín Arango, dijo hoy en el IV congreso de directivos CEDE que por ahora se desconoce si habrá una ralentización del flujo migratorio en España y auguró un elevado grado de multiculturalidad en el futuro.
Arango, tras señalar que sectores sociales viven con ansiedad y temor la presencia de inmigrantes, opinó que, por el contrario, habría que recibir ese hecho con optimismo por las bondades que trae consigo su presencia en el mercado laboral, con el consiguiente aumento del consumo doméstico, y sus contribuciones a sectores clave de la economía como los de la construcción, turístico y agrícola.
Asimismo subrayó la importancia del trabajo del inmigrante en materia social con el cuidado de personas dependientes, niños y enfermos, así como su contribución al incremento de la tasa de actividad femenina.
Indicó que el perfil sociodemográfico del inmigrante es de una persona joven y soltera eminentemente móvil y empleable, lo que conlleva que su tasa de actividad sea superior de la que posee la población autóctona.
Por su parte el vicepresidente de la Fundación Instituto de Empresa, Rafael Puyol, informó de que el 53 por ciento de los inmigrantes residentes en España son hombres de edades comprendidas entre los 18 y 40 años y proceden de 150 países distintos.
Joaquín Arango destacó que los inmigrantes tienen hasta quince puntos porcentuales más de movilidad geográfica en el trabajo que la población española, que es la más sedentaria de todo el mundo.
Asimismo señaló que la población española tiene una percepción menos favorable de la presencia de inmigrantes porque considera que beneficia solo a las empresas y a las familias de clase media y alta, y perjudica a otros trabajadores y a los usuarios de los servicios públicos saturados, lo que se traduce en que la inmigración esté entre las principales preocupaciones de la población.
Dijo también que para evitar problemas en el futuro habría que evitar la segregación y la formación de guetos linguísticos y culturales así como aportar una vivienda digna a esa población, entre otras cuestiones.
Por su parte, la investigadora Margarita Delgado, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, también intervino en la mesa redonda "Demografía, inmigración y multiculturalidad" y defendió que los inmigrantes residentes en España, entre otros asuntos, han permitido reducir la importante tendencia al envejecimiento de la población española.
"Una sociedad que envejece se enfrenta a fortísimos desafíos respecto a su dinamismo y su capacidad innovadora", apuntó Delgado, quien informó de que España tiene una población mayor muy importante, con el 18 por ciento de su censo mayor de 65 años.
También al envejecimiento de la población se refirió Rafael Puyol, de la Fundación Instituto de Empresa, quien valoró que el 15 por ciento del total de nacimientos registrados en 2005 fueron de mujeres extranjeras, aunque aclaró que la mayor juventud de la población inmigrante respecto a la española no contribuye a frenar el envejecimiento del país.

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad