Más de 16.600 explotaciones agrarias de Región se benefician de la reducción del IRPF

Cultivos en el entorno de Los Nietos, con el Mar Menor de fondo./Pablo Sánchez / AGM
Cultivos en el entorno de Los Nietos, con el Mar Menor de fondo. / Pablo Sánchez / AGM

La ayuda tiene como objetivo paliar los efectos de la sequía y otras circunstancias excepcionales que afectaron a su rentabilidad durante 2017

EFEMurcia

Más de 16.600 explotaciones agrarias de la Región se benefician de la reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para paliar los efectos de la sequía y otras circunstancias excepcionales que afectaron a su rentabilidad durante 2017.

Según han informado fuentes de la Administración regional, el pasado 2 de abril se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Orden de estas reducciones que beneficiarán en la Región a 2.974 explotaciones de viñedos y parrales; a 6.916 de almendros de secano; a 5.558 de frutales de regadío; a 280 de flores y ornamentales, y a 917 hortícolas. Estas son las primeras estimaciones realizadas por los técnicos de la consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca.

Para el sector de la almendra de secano el índice de rendimiento neto queda establecido en 0,05; para la uva de mesa en 0,22 en todos los municipios, excepto en Aledo, Alhama de Murcia y Totana, con un 0,16; habas verdes, alcachofa, nuez, almendra de regadío, mandarina, calabacín, cereales, brócoli y escarola se fijan en un 0,18; flores y plantas ornamentales en un 0,16; y manzana y patata en un 0,13.

En cuanto al sector ganadero, para la apicultura queda establecido el índice de rendimiento neto en un 0,13; el bovino de leche en un 0,16; el bovino de carne en un 0,09; caprino de carne un 0,09, caprino de leche un 0,18 y ovino de carne un 0,09.

En la Región, las incidencias climatológicas adversas como las nevadas, bajas temperaturas y granizo que se produjeron en los meses de enero, junio, agosto y diciembre del pasado año, afectaron a varios municipios, donde causaron graves daños en los cultivos.

El pasado febrero, el servicio de coordinación de Oficinas Comarcales Agrarias (OCA) emitió un informe relativo a las incidencias y daños registrados durante 2017 en zonas de la Región donde se produjeron descensos extraordinarios en los rendimientos de cultivos afectados por fenómenos climáticos.

Además, también se reflejó la intensa sequía que se prolonga durante varios años y que afecta sobre todo a los cultivos de secano, con el fin de que los productores afectados puedan acceder a la reducción del IRPF.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos