El caso Moisés abre hoy un mercado impredecible

Moisés, con el brazalete de capitán, es felicitado por Aketxe al final del partido con el San Fernando. Delante de él, Dani Abalo y Monteagudo./Antonio Gil / AGM
Moisés, con el brazalete de capitán, es felicitado por Aketxe al final del partido con el San Fernando. Delante de él, Dani Abalo y Monteagudo. / Antonio Gil / AGM

Con el central sevillano en el punto de mira, Belmonte y Monteagudo se reúnen para acordar las bajas que el club dará en los próximos días

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

La actividad deportiva en el Cartagena acaba en 24 horas. Hoy hay previsto un entrenamiento que será puramente de recuperación. Y mañana tendrá lugar otro ensayo que será una especie de trámite y que dará paso a las vacaciones navideñas de jugadores y técnicos. Pero el descanso, que se alargará hasta la tarde del próximo jueves 28 de diciembre, será solo en lo meramente futbolístico, ya que en los despachos del Cartagonova la actividad va a ser frenética durante las próximas jornadas.

Ya avisó el pasado jueves Paco Belmonte, dueño del club, que no quiere que se repita lo sucedido el año pasado, cuando los rumores, movimientos e indecisiones sobre altas y bajas provocaron dudas y despistes que seguramente influyeron en el empate ante el Linares y la derrota en casa contra el Córdoba B en pleno mes de enero. Ahora, lo que Belmonte y Breis, su mánager general, pretenden es agilizar al máximo todas sus gestiones y que durante estas dos semanas sin competición quede cerrado el capítulo de bajas y se adelante lo máximo posible la llegada de refuerzos.

Así, el presidente, el mánager general, el entrenador Alberto Monteagudo y su segundo, Juanlu Bernal, se reunirán en la jornada de hoy para acordar qué bajas va a conceder el club durante este parón navideño, qué posiciones hay que reforzar y qué futbolistas pueden venir. Belmonte también anunció el jueves, tras la presentación del nuevo autocar del equipo en la explanada de El Batel, que «al menos un jugador por línea tiene que venir».

El Efesé hará un mínimo de cuatro cambios en su plantilla, a pesar de haber sido campeón de invierno

Y eso sigue vigente. A pesar de ser campeón de invierno por segunda temporada consecutiva (algo que nunca se había conseguido en la historia del club), las cuatro personas que forman la comisión de fichajes de la entidad albinegra coinciden en que un mínimo de cuatro cambios tienen que producirse en la plantilla a lo largo de este mercado de invierno. El año pasado, con el equipo líder y tras sumar cuatro puntos más que ahora en la primera vuelta, acabaron llegando cinco fichajes (Fernando Llorente, Isi Ros, Artiles, Juan Antonio Ros y Germán) y se marcharon cinco futbolistas (Quintana, Pablo Ortiz, Fernando, Óscar Rico y Chus Hevia).

Lo más urgente es solucionar el caso Moisés. El defensa sevillano ha sido una pieza clave en el equipo durante los dos años y medio que lleva en el club. Más allá de las palabras de unos y de otros, los hechos demuestran que está en el punto de mira. No entró en la convocatoria para ir a Écija, en la que sí estuvieron futbolistas menores de 23 años que tienen un papel residual en el colectivo, tales como Morros o Farisato. Aunque Monteagudo quisiera darle continuidad a Aguilar, en un contexto normal Moisés al menos hubiera viajado y se hubiera sentado en el banquillo visitante de San Pablo, como por ejemplo sucedió con Gonzalo Poley, otro de los que suena como posible baja en esta ventana de fichajes que está a punto de abrirse.

Moisés lleva 77 partidos con la camiseta del Cartagena y desde que vino en el verano de 2015, procedente del Logroñés, ha sido el líder de la zaga albinegra. Esta temporada, hasta su absurda expulsión en Badajoz, también lo estaba siendo, formando una gran pareja con Míchel Zabaco en el centro de la defensa. Marcó dos goles en el partido ante el San Fernando y de su excelente nivel no hay ninguna duda. Por tanto, si Belmonte y Monteagudo se están planteando 'cortarlo' en este mercado tiene que deberse a causas que nada tienen que ver con lo futbolístico. No hay otra explicación lógica.

Todo lo demás es impredecible, como el número final de altas y bajas. Porque hace un mes se daba por hecho que Alberto Aguilar y Dani Abalo, pese a sus tres años de contrato, iban a salir del club este mes de enero. Y hoy son titulares y su continuidad hasta junio se da por hecha. Todo lo demás está por descubrir. Se habla de las inminentes salidas de Ceballos y Poley, pero eso ahora mismo son conjeturas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos