La suerte llegó a Murcia en tren

Pedro José Lozano, gerente de la administración 'La Morenica', atiende el teléfono, junto a una vecina y su sobrino, Samuel Benito, quien despacha los décimos en el murciano barrio del Progreso. / Nacho García / AGM

El primer premio cae en La Morenica, junto a las vías, y en El Perolo, en San Pedro del Pinatar. El número más esperado sorprende a los vecinos marmenorenses cuando ya estaban celebrando otros tres golpes de la fortuna

ANTONIO BOTÍAS y ALEXIA SALASMurcia

El afortunado que ayer consiguió el primer premio del Gordo, más que soterrar nada, podrá tapar algunos baches. Y es que la suerte quiso que un décimo del número agraciado se vendiera en el epicentro de las protestas por el soterramiento del tren, en el barrio murciano de El Progreso. Y en la administración La Morenica que regenta Pedro José Lozano, un ingeniero que tras quedarse en paro durante la crisis decidió abrir este despacho de Loterías. «Y le puse el nombre de la Patrona porque pasa por aquí cuatro veces al año». No solo pasa. Una de las paradas oficiales durante la romería está en la misma puerta de la administración, que ese día vende más que en todo el año. De hecho, ya dio un primer premio hace años, cuyo número fue vendido ese mismo día. Entre sus clientes habituales se encuentra, por cierto, la Plataforma Pro Soterramiento.

La Morenica se convirtió, a primera hora del mediodía, en un revuelo de vecinos y curiosos, ansiosos por conocer el alcance del premio. Fuentes de Loterías y Apuestas del Estado confirmaron que solo un décimo agraciado salió de este mostrador. «No sabemos quién es. Pero igual lo vendimos en una romería», advertía Pedro José.

El sorteo reparte en la Región 1.296.000 euros; el año pasado dejó una lluvia de más de 2,3 millones

Hasta los escolares

El estallido de alegría que acompaña al Gordo coincidió con la salida de clases de los alumnos del cercano colegio San Vicente Ferrer. Los estudiantes no pudieron contener la curiosidad y se acercaron también a los alrededores de la administración, que se convirtió en un hervidero de gente. Este año el Sorteo Extraordinario de Navidad repartió en la Región 1.296.000 euros, lo que supone una fuerte caída respecto a 2016, cuando la fortuna dejó una lluvia de más de 2,3 millones.

La última vez que cayó el Gordo en la Región fue en 2014, en Ronda Norte. La mayor cantidad que ha dejado en la Región el Sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad se produjo en 2001, cuando los importes de los premios se repartían en pesetas, y la administración de lotería número 5 de la plaza Camachos de Murcia vendió todas las series, repartiendo 30.000 millones de pesetas.

Más información

El otro lugar donde la suerte sonrió a la Región fue San Pedro del Pinatar. La calle Gabriel Cañadas, donde se ubica la conocida administración El Perolo, ya había sido tomada a primera hora de la mañana por un batallón de vecinos que, ataviados con disfraces navideños y jugosas viandas, eran incapaces de contener la alegría por el madrugador reparto de un segundo premio y dos quintos -con algunos décimos vendidos en este despacho-. Cuando los niños de San Ildefonso Yuseff Salhi y Noelia Katiuska Medina Campoverde cantaron el 71198, el número más esperado del año, el alborozo era ya incontenible. El Gordo, dotado con 4.000.000 euros a la serie, ha salpicado este año a una docena de provincias, entre ellas a Murcia -además de a Lugo, Málaga, Huesca, Jaén, Lérida, Madrid, Cantabria, Cádiz, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife y Valencia-. En la Región, la fortuna repartió dos décimos del Gordo -cada uno premiado con 400.000 euros-, según confirmaron fuentes de Loterías y Apuestas del Estado (LAE).

«El algoritmo funciona»

El gerente de El Perolo, Miguel Ángel Zapata, mostró una gran alegría por esta lluvia de premios, pero remarcó que estaba «seguro de que iba a caer porque el algoritmo matemático con el que se trabaja funciona». Esta administración de lotería, con tan solo dos años de vida, ha repartido este año alrededor de tres millones de euros con los diferentes premios que otorgó -El Gordo, un segundo y dos quintos.

La buena racha de este despacho guarda una estrecha relación con el plan de probabilidades que sus promotores estrenaron hace unos años y que ya ha dejado varias lluvias de millones en el municipio costero. Su propietario no pudo concretar, sin embargo, cuántos décimos se habían vendido de cada premio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos