http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Los técnicos de Medio Natural explotan tras la imputación de un interino

En primer término, los directores generales Antonio Luengo (Mar Menor) y Consuelo Rosauro (Medio Natural), el consejero Javier Celdrán y Juan Madrigal de Torres, director general de Medio Ambiente, el martes durante la reunión del consejo asesor./Nacho García / AGM
En primer término, los directores generales Antonio Luengo (Mar Menor) y Consuelo Rosauro (Medio Natural), el consejero Javier Celdrán y Juan Madrigal de Torres, director general de Medio Ambiente, el martes durante la reunión del consejo asesor. / Nacho García / AGM

El consejero reunió al personal de la Dirección General para transmitirle su apoyo y garantizarle cobertura jurídica

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Tensión máxima en la Dirección General de Medio Natural, donde ha caído como una bomba la imputación de un técnico interino por la investigación de una tubería instalada en el Mar Menor en el verano de 2016para evacuar efluentes desde la rambla del Albujón hacia el emisario de Cabo de Palos. El personal de este departamento se queja de que trabaja a gran presión sin los recursos mínimos materiales y humanos, en ocasiones en asuntos de gran complejidad técnica o relevancia pública, y exige a la Comunidad Autónoma cobertura jurídica para defenderse ante posibles complicaciones legales.

El malestar acumulado en un departamento de la Administración regional infradotado históricamente ha explotado después de que el juzgado de instrucción número dos de Murcia haya llamado a declarar a un técnico de base, al que se acusa de presuntos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio junto al ex director general del Agua Andrés Martínez Francés. El motivo: un informe encargado verbalmente que tuvo que preparar en un día y en el que se basó la entonces Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente para declarar la emergencia de unas obras que causaron daños en el espacio protegido de la Marina del Carmolí. Hechos denunciados en su día por Ecologistas en Acción y que ahora investiga la juez Miriam Marín tras una querella de la Fiscalía.

El personal de la Consejería estudió el envío de un manifiesto a la Fiscalía y el TSJ

Este revés judicial para el ingeniero técnico forestal José Luis Manovel García, que sus compañeros consideran «injusto y desproporcionado», ha generado una gran intranquilidad en la Dirección General de Medio Natural, hasta el punto de que, a propuesta de su titular, Consuelo Rosauro, el consejero Javier Celdrán reunió el martes a todos los técnicos, en total unas treinta personas, para calmar los ánimos. La reunión tuvo lugar en las dependencias de la Casa Díaz Cassou al término del Consejo Asesor de Medio Ambiente, que se celebró por la mañana en el Auditorio Víctor Villegas.

«Tienen mi confianza y apoyo, desarrollan una labor magnífica», asegura Javier Celdrán

Mirados con lupa

Celdrán frenó así una 'rebelión' que se había plasmado en un manifiesto firmado por veinticuatro técnicos que circulaba en los últimos días por la Consejería. Un escrito en el que se denuncia la precariedad de las condiciones laborales de unos trabajadores que manejan asuntos importantes con la inseguridad de saberse siempre bajo la lupa. «Sin estructura, sin suficientes jefes de servicio ni normativa en la que apoyarse», según la queja unánime. En un principio habían pensado enviar este escrito a la Fiscalía y al Tribunal Superior de Justicia, e incluso sopesaron manifestarse el miércoles en los juzgados para solidarizarse con su compañero cuando acudiese a declarar, algo que finalmente no hicieron. También estudian recabar el amparo de los colegios profesionales de ingenieros y biólogos.

«Es cierto que hay nerviosismo porque se investiga a un compañero, y me trasladaron esa preocupación para saber qué cobertura jurídica tendría», explica a 'La Verdad' el consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente. «Les mostré mi comprensión, confianza y apoyo, y les dije que están desarrollando una labor magnífica. Y por supuesto que cuentan con asistencia legal, así que pueden estar tranquilos; eso está aprobado y regulado en la Comunidad Autónoma. No es una cosa nueva, lo que ocurre es que por no ser habitual quizá no estuviesen bien informados, pero se les va a detallar», insiste Javier Celdrán.

Con respecto a la imputación de un técnico de nivel base, el consejero señaló que «no es un plato de buen gusto, es algo que puede pasar, y más dentro de una tramitación ambiental compleja, pero confío en que se aclarará y se resolverá cuanto antes».

Trámites complejos

«Es un cuerpo muy preparado y con mucha experiencia», añade el consejero, «que se siente muy presionado porque además se ha complicado la tramitación burocrática y legislativa. Ha aumentado la actividad industrial y hay más expedientes, algo que esperamos resolver con el decreto de simplificación administrativa, con un proyecto piloto de administración electrónica y la nueva Agencia Regional del Clima, anunciada por el presidente, que sustituirá a la Dirección General de Medio Ambiente», termina.

El técnico investigado declaró el miércoles ante la juez que en ningún momento pensó que su informe pudiese justificar por sí solo la obra de la tubería del Mar Menor, y que añadió un condicionante ambiental por el que no descartaba que fuesen necesarios otros estudios.

El otro imputado, el ex director general Andrés Martínez Francés, acudirá al juzgado número dos en los próximos días para aclarar, entre otras cuestiones, por qué autorizó el inicio de los trabajos sin contar con todos los informes reclamados y por qué no los detuvo cuando recibió uno de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental advirtiendo de la necesidad de evaluación de impacto ambiental o de repercusiones. La tubería, cuya instalación costó 1,7 millones de euros, nunca llegó a funcionar.

El Colegio de Biólogos y UGT salen en defensa del personal de Medio Natural

La Federación de Servicios Públicos del sindicato UGT y el Colegio de Biólogos han difundido sendos comunicados en los que muestran su apoyo al personal técnico de la Dirección General de Medio Natural, «que necesitan soporte, directrices y procedimientos claros de actuación que eviten situaciones potencialmente injustas, tanto colectivas como personales, derivadas de la judicialización de los expedientes», señala el Colegio de Biólogos. Este organismo denuncia tanto la «plantilla insuficiente» como la carencia de una «estructura estable organizativa en áreas como el medio ambiente». Los biólogos censuran los «cambios frecuentes en la organización interna» y los «vaivenes» de la administración ambiental entre distintas consejerías.

El sindicato UGT critica que Medio Natural cuente con solo dos subdirecciones generales, «cada una de ellas con un único jefe de servicio, cuando lo normal sería contar con cuatro en cada una de ellas». «Esta desestructura crónica ayuda a que se den situaciones como la vivida recientemente», añade la nota pública de UGT, que acusa al Gobierno regional de «someter a los técnicos a todo tipo de tensiones» y de utilizar a personas «en situación de precariedad» para «evacuar informes sobre los que existe una gran presión de los agentes económicos».

Vetados en el consejo asesor por «venganza»

Cinco entidades acusan al consejero Javier Celdrán de vetarles en la reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente (CARMA) que se celebró el martes pasado. Pacto por el Mar Menor, la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar, la Asociación de Comerciantes de Los Alcázares, la Asociación de Vecinos de Mar de Cristal y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena y su Comarca solicitaron asistir a la reunión en calidad de invitados porque se iba a informar sobre el plan de gestión integral de la laguna. Pero se les denegó, según la versión oficial, porque el orden del día no era un monográfico sobre el Mar Menor. «No podemos más que concluir que la decisión de dejarnos fuera de la referida reunión no es más que una triste venganza, otra pataleta más del señor consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, a la sazón presidente del CARMA, tras el abandono de la Comisión de Participación Social del Mar Menor que protagonizamos algunas de las entidades relacionadas no hace muchas fechas», aseguran, al tiempo que lamentan «esta actitud poco dialogante, con los arrebatos propios de una rabieta infantil».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos