http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

El filtro verde de la rambla del Albujón se reduce finalmente a nueve hectáreas

Rambla del Albujón cerca de la desembocadura en el Mar Menor. La fotografía se tomó a finales de agosto./ANTONIO GIL
Rambla del Albujón cerca de la desembocadura en el Mar Menor. La fotografía se tomó a finales de agosto. / ANTONIO GIL

Medio Ambiente achica las dimensiones del principal humedal artificial previsto en el Mar Menor porque solo tratará 60 litros/segundo

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

De las cuarenta hectáreas previstas inicialmente a dieciocho en una segunda versión más realista, y finalmente a solo nueve para adaptarlo a las necesidades actuales. El filtro verde que se instalará junto a la desembocadura de la rambla del Albujón para evitar la entrada al Mar Menor de aguas superficiales con concentración de nutrientres o cualquier otro tipo de contaminación reduce su tamaño considerablemente, según anuncia la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente.

Como avanzó ‘La Verdad’ en octubre, el escaso caudal que discurre en estos momentos por el principal cauce que vierte a la laguna ha obligado a la Comunidad Autónoma a replantear el diseño y el tamaño de este humedal artificial, consistente en unas balsas alimentadas permanentemente con agua en las que crecerá vegetación acuática.

«Esta iniciativa para contribuir a la recuperación total del Mar Menor sustituye a la originalmente prevista, ya que los volúmenes de agua que discurren por la rambla del Albujón, así como su composición, han variado sustancialmente desde las medidas de ‘vertido cero’ adoptadas por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) a petición del Gobierno regional en el verano de 2016», confirma la Consejería.

Posible ampliación

El nuevo filtro verde, susceptible de ser ampliado si se considera necesario más adelante, «estaría planificado para un caudal aproximado de 60 litros/segundo [el planteamiento original estaba concebido para doscientos] y debe incluir la obtención de agua, previa autorización de la Confederación Hidrográfica del Segura, para garantizar el caudal mínimo de supervivencia tanto de las bacterias como de las propias plantas que ayuden a contener y absorber la contaminación que pueda arrastrar el agua», señala el Gobierno regional.

El director general del Mar Menor, Antonio Luengo, indica que «en la reunión del Comité de Asesoramiento Científico de octubre, así como en los encuentros del grupo específico, ya comentamos la necesidad de cambiar el proyecto original y buscar uno más ajustado y que realmente sea útil y viable».

Completar la red

Un grupo de trabajo específico del Comité de Asesoramiento Científico ya trabaja en el estudio de este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 4,2 millones de euros, así como en otros posibles humedales artificiales que constituyan una red de protección para el Mar Menor. Otras infraestructuras similares se planificaron en su día en San Pedro del Pinatar y en la antigua depuradora de lagunaje de El Algar (Cartagena).

Por otro lado, en la última reunión del grupo de trabajo relacionado con los humedales artificiales, celebrada el pasado 18 de diciembre, se trataron otros proyectos liderados por la Comunidad Autónoma, a través de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, como los trabajos en la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Los Alcázares para utilizar un diseño y una tecnología de desnitrificación aplicable a otros humedales; y los primeros resultados del ensayo de desnitrificación de la Cátedra de Agricultura Sostenible de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos