http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Europa sale en defensa de la tórtola común

Tórtola común o europea./SEO/BIRDLIFE
Tórtola común o europea. / SEO/BIRDLIFE

La CE pide que deje de cazarse temporalmente esta ave migratoria para salvarla de la extinción tras decaer un 25% en España en las últimas dos décadas. Cada año se abaten 700.000 ejemplares en el territorio nacional, más de 10.000 en la Región de Murcia

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

O dejan de cazarse, o nos quedamos sin tórtolas comunes. Este es el mensaje de la Comisión Europea, que acaba de aprobar un plan de acción para salvar de la extinción a esta especie migratoria, cuyas poblaciones han descendido un 25% en España desde 1998. En otro tiempo abundante en paisajes agrarios y forestales de la península, su bajón en el conjunto del continente es del 70% con respecto a su presencia en 1980. Así que las autoridades de Bruselas acordaron este jueves una estrategia de conservación, con el apoyo de España, que pasa por una moratoria cinegética «hasta que se alcancen niveles de caza sostenible». También se incluyen medidas para frenar la destrucción de su hábitat, la principal amenaza de la 'Streptopelia turtur' (no confundir con la invasora tórtola turca, cada vez más extendida en espacios urbanos y rurales).

Incluida desde hace dos años en el Libro Rojo de las Aves con la categoría de 'vulnerable', cada año se abaten en el territorio nacional unos 700.000 ejemplares de tórtola común o europea. El año pasado se cazaron en la Región de Murcia 10.180, según los datos facilitados a 'La Verdad' por la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente.

Comunidades concienciadas

La medida ha sido aplaudida por la sociedad científica y conservacionista SEO/BirdLife, que lleva años presionando a las autoridades españolas y europeas para que tomen medidas ante lo que consideran una extinción anunciada. Hasta la fecha, recuerdan, solo Canarias ha adoptado una moratoria, con lo que se suma a Asturias y Cantabria, donde su caza no estaba autorizada. En la Región de Murcia se ha reducido su periodo de caza en media veda en los dos últimos años para facilitar su recuperación.

«La especie se encamina a ser una mera referencia en el diccionario debido al intenso declive que sufre en todo el continente. España tiene especial responsabilidad en revertir esta situación por ser uno de los países clave para la especie, tanto por la importante población reproductora que acoge como por ser punto de descanso y reposición de energía durante las migraciones al Sahel de gran parte la población europea. En ese momento es objeto de caza en nuestro país, por lo que centenares de ejemplares de la exigua población del centro y norte de Europa son abatidos en España durante la media veda«, recuerda SEO/BirdLife, que eligió a la tórtola común Ave del Año en 2015 para llamar la atención sobre su delicada situación.

La responsabilidad de España

«Este esperado plan de acción europeo viene con el apoyo del Gobierno de España, algo que aplaudimos dado que, como país, tenemos una responsabilidad clave en la supervivencia de la especie. No nos podemos quedar en el papel. Ahora toca aplicarlo por el bien de la tórtola y del campo. Seguir avanzando en la integración de políticas agrarias y de conservación, y atajar el problema fundamental de degradación ambiental del hábitat agrario es ineludible», señala la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

«La precaria situación de la tórtola alerta del problema generalizado de pérdida de biodiversidad y del continuado declive de las especies asociadas a los medios agrarios y agroforestales. Abordar el problema de la pérdida de hábitat en estos ecosistemas será bueno para otras especies cinegéticas, como la codorniz, o especies amenazadas como el sisón, otra Ave del Año en una situación aún más preocupante», apunta la responsable de Programas de Conservación de SEO/BirdLife, Ana Carricondo.

Más protección

SEO/BirdLife defiende desde hace años la necesidad de incluir a la tórtola europea en en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, que gestiona el Gobierno, con la categoría de 'vulnerable'. «Los datos así lo avalan. De hecho, el propio comité científico del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha aconsejado esta medida, que supondría la prohibición directa de su caza hasta que se rebaje el grado de amenaza y las poblaciones se recuperen«, apunta el responsable del Programa de Conservación de Especies de SEO/BirdLife, Nicolás López.

Con la moratoria temporal, el plan de acción europeo propone una alternativa «a medio camino que, a nuestro juicio, puede permitir el consenso entre todas las partes interesadas, y que supondrá que cada año dejen de cazarse unos 700.000 ejemplares. No obstante, habrá que hacer un seguimiento continuo del plan y de las poblaciones para evaluar si la especie se recupera o si debe estar finalmente catalogada», recomienda el experto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos