http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Una autopista para los cetáceos

El Ministerio de Medio Ambiente protegerá el corredor migratorio de mamíferos marinos, una amplia franja entre las costas valenciana y catalana y las Baleares

Un cachalote se sumerge en el Golfo de Mazarrón (Murcia)./GUILLERMO CARRIÓN
Un cachalote se sumerge en el Golfo de Mazarrón (Murcia). / GUILLERMO CARRIÓN
Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Quien ha contemplado alguna vez cómo se sumerge en el agua la cola de un cachalote no lo olvida jamás. Y no es un privilegio reservado a pescadores o navegantes: los cetáceos son relativamente abundantes en el Mediterráneo y se acercan a la costa en determinadas épocas del año. Por ejemplo, cuando se desplazan a sus áreas de cría y alimentación al norte del viejo Mare Nostrum o bajan hasta el Atlántico. Uno de sus corredores de migración, que ocupa una amplia franja entre el litoral valenciano y catalán y las islas Baleares, será blindado próximamente por el Ministerio de Medio Ambiente con la categoría de Área Marina Protegida. El Gobierno acaba de sacar a información pública el decreto y ha elevado la petición al Convenio de Barcelona (que se ha celebrado esta semana en Tirana, Albania) para que lo declare Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM). Esto sucederá en la próxima reunión de este organismo, dentro de dos años.

Una buena noticia para rorcuales, cachalotes, delfines mulares, comunes y listados, calderones comunes y grises y el raro zifio de Cuvier, entre otros. La buena conservación de esta superficie de aguas territoriales españolas de 46.000 km2 y una anchura media de 85 km (el 5% del total) es fundamental para la supervivencia de estos mamíferos marinos, especialmente para dos especies que la recorren masivamente: el rorcual común o ballena de aleta (unos 3.500 ejemplares) y los delfines (nada menos que 6.000 censados).

Cuatro corales de aguas profundas

La declaración de ZEPIM, que también supondrá la protección de cuatro corales de aguas profundas, implica importantes medidas restrictivas, como la prohibición de actividades extractivas que no estén en marcha actualmente, lo que descarta los proyectos de sondeos petrolíferos que se solapen con la futura zona protegida. Ahora se están tramitando trece, por parte de la firma Cairn Energy, algunos de ellos coincidentes en parte con el corredor de cetáceos.

Corredor de migración de cetáceos en las costas españolas.
Corredor de migración de cetáceos en las costas españolas. / WWF

Del mismo modo, se prohibirán los sondeos acústicos con cañones de aire comprimido, una técnica utilizada por las empresas de hidrocarburos para detectar yacimientos, así como otras fuentes de ruido submarino que suponen “una amenaza invisible pero que daña gravemente la intrincada red de la vida marina”, asegura la Alianza Mar Brava.

Se cumple así una vieja reinvindicación de organizaciones ecologistas y casi cincuenta sociedades científicas, investigadores y entidades de conservación de los océanos de todo el mundo que también ha sido apoyada por las instituciones, como la Generalitat de Cataluña, el Parlamento y el Gobierno balear, los consejos insulares de Mallorca, Menorca, Formentera e Ibiza y los ayuntamientos de Barcelona, Valencia, Palma, Ibiza, Mahón y Ciudadela.

Protegidas el 13% de las aguas españolas

“Hemos llevado a cabo una intensa labor de investigación y, con la aprobación de este real decreto, la superficie de aguas marinas protegidas en España alcanzará el 13%, frente al 8% actual, superando el objetivo inicialmente marcado para esta Legislatura”, aseguró ayer la ministra Isabel García Tejerina al término del Consejo Asesor de Medio Ambiente.

La ministra detalló otros avances en la protección del litoral, como la elaboración de las Estrategias Marinas de España ("las mejores del Mediterráneo y las segundas mejores del Atlántico para la Comisión Europea", informó); el compromiso de la aprobación de los planes de gestión de los diez nuevos enclaves marinos protegidos (LIC) –para elevarlos a la categoría de Zona de Especial Conservación (ZEC), con mayor grado de protección– y de 46 zonas protegidas para aves marinas (ZEPAS); la reciente creación de la undécima reserva marina, en Cabo Tiñoso (Cartagena); y el objetivo de ampliar la Red de Parques Nacionales en el ámbito marino.

¿Qué os parece, algún comentario?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos