Las peticiones de ciudadanía británica para europeos aumentan un 80%

Varios manifestantes anti-Brexit.
Varios manifestantes anti-Brexit. / Tolga Akmen (Efe)

Es necesario haber residido un mínimo de cinco años en el Reino Unido y abonar unas tasas de 1.384 euros

EFELondres (Reino Unido)

El número de comunitarios que piden la ciudadanía británica ha aumentado un 80% desde que el Reino Unido decidió en referéndum abandonar la Unión Europea (UE), informó el Miniserio de Interior británico.

Entre junio de 2016, cuando se celebró la consulta sobre la salida de la UE, y junio de 2017, las autoridades del Reino Unido recibieron 28.502 peticiones de nacionalización por parte de comunitarios, 12.631 más que en los doce meses anteriores. El aumento de esos trámites para naturalizar a europeos contrasta con la caída del número de peticiones totales, que cayó en el mismo periodo un 8 %, hasta 135.912. En los doce meses previos a junio, cerca de una quinta parte de las peticiones de nacionalidad (el 21%) provinieron de ciudadanos comunitarios, que en el periodo anterior tan solo representaban el 11%.

El Ministerio de Interior señala en su informe sobre las peticiones de naturalización que el aumento refleja tanto "la inmigración en los últimos años" desde la UE como el impacto de "eventos recientes", como la decisión de Londres de romper sus lazos con los 27 socios comunitarios restantes. De cara a iniciar los trámites para obtener la ciudadanía es necesario haber vivido un mínimo de cinco años en el Reino Unido y abonar unas tasas de 1.282 libras (1.384 euros).

Los candidatos que son aceptados son invitados a participar en una ceremonia en la que reciben un certificado de ciudadanía británica y prometen respetar los derechos, libertades y leyes del Reino Unido.

Desde el referéndum de 2016, el Gobierno británico ha expedido además 130.000 documentos que certifican el derecho a residir de forma permanente en el Reino Unido, una prerrogativa que los ciudadanos de la Unión Europea (UE) adquieren de forma automática tras residir cinco años consecutivos en un país el bloque.

La directora del Observatorio de la Inmigración de la Universidad de Oxford, Madeleine Sumption, afirmó a la agencia local PA que la incertidumbre que ha provocado el 'Brexit' ha obligado a los comunitarios en el Reino Unido a intentar clarificar su futuro. "Unos tratan de solidificar su derecho a permanecer en el Reino Unido, mientras que otros han decidido irse", señala.

Según divulgó ayer la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS, en inglés), el número de comunitarios que abandonaron el Reino Unido el año pasado fue de 122.000 personas, 33.000 más que el año anterior.

Fotos

Vídeos