La Verdad

Una ola de frío glacial deja una veintena de muertos en Europa

fotogalería

Una mujer se protege del frío en San Petersburgo, Rusia. / Anatoly Maltsev (Efe)

  • El balance de víctimas podría agravarse este fin de semana ya que la temperatura permanecerá por debajo de -20º C

Europa sufre este sábado una ola de frío glacial con temperaturas polares que han causado una veintena de muertos -17 de ellos en Polonia e Italia-, han paralizado bajo la nieve a Estambul y han dejado en Moscú la Navidad ortodoxa más fría en 120 años.

Diez personas han muerto de frío en dos días en Polonia, donde las temperaturas han caído por debajo de los -20º Celsius en algunas regiones, según ha anunciado este sábado por la mañana el Centro gubernamental de seguridad nacional (RCB).

El balance de víctimas podría agravarse este fin de semana ya que la temperatura permanecerá por debajo de -20º C.

Fotos

  • Frío glacial en Europa

En Italia, al menos siete personas han muerto en las últimas 48 horas, cinco de ellas sin techo que se encontraban en la calle pese a las medidas preventivas adoptadas por las autoridades. Italia registra importantes nevadas, particularmente en el centro, en las comunas de Amatrice y Accumoli, afectadas por los terremotos, y un partido de la Serie A de fútbol, el Pescara-Fiorentina previsto para el domingo, ha sido suspendido debido a las condiciones climáticas.

Moscú, donde las temperaturas cayeron a unos -30 grados durante la noche, ha vivido la Navidad ortodoxa más fría en 120 años, según la agencia oficial RIA Novosti.

En San Petersburgo, donde la temperatura descendió hasta -24 C°, la Policía ha hallado el cuerpo de un hombre muerto de hipotermia en la noche del viernes.

Una tormenta de nieve ha azotado este sábado la megalópolis turca de Estambul, paralizando la ciudad y provocando la anulación de centenares de vuelos y la interrupción del tráfico en el Estrecho del Bósforo.

Las previsiones meteorológicas anuncian nieve para todo el día, aunque la tormenta remitirá por la tarde. Sin embargo las temperaturas permanecerán bajo cero en los próximos días.

Entre el viernes por la noche y el sábado por la mañana unos 40 centímetros de nieve cubrieron Estambul, perturbando fuertemente el tráfico.

La compañía aérea Turkish Airlines debió anular al menos 500 vuelos en dos días, en los aeropuertos Atatürk y Sabiha Gökçen, ya que las condiciones meteorológicas afectan a la visibilidad de los pilotos

En la vecina Bulgaria, los cuerpos de dos migrantes clandestinos iraquíes fueron hallados congelados el viernes en un bosque del monte de Strandja (sudeste), cerca de la frontera con Turquía.

Un migrante afgano de 20 años había sido hallado muerto de frío el martes en el norte de Grecia, donde las autoridades anunciaron en diciembre haber realojado a todos los refugiados en tiendas de campaña con calefacción o en casas prefabricadas. Este sábado había cero grados en Atenas, y hasta -15 en el norte del país.

Las temperaturas más frías de este invierno en Suiza fueron medidas el viernes por la mañana en La Brévine (-29,9 grados a 1.000 metros de altura). Esta localidad tiene el récord absoluto de frío en Suiza: -41,8 grados el 12 de enero de 1987.

Los países balcánicos también padecen la ola de frío, con temperaturas de hasta -27 grados en regiones montañosas de Bosnia, y en el sur y este de Serbia.

Pero el frío no impidió a los fieles ortodoxos participar el viernes en el puerto albanés de Durres en los tradicionales baños con motivo de la Epifanía, pese a una temperatura ligeramente por debajo de cero.

Masas de aire polar procedentes de Escandinavia

Este glacial episodio sobre Europa -que debe durar hasta el domingo- está causado por masas de aire polar que bajan de Escandinavia hacia el centro del continente.

Alemania ha vivido también su noche más fría del invierno, con -26°C registrados en dos ciudades bávaras (sur) y -25°C en Oberstdorf (sudeste), mientras el termómetro cayó a -15°C en Berlín.

Les viticultores de Baden-Wurtemberg (sudoeste) han terminado este sábado por la mañana de vendimiar las bayas congeladas usadas para el "vino de hielo", al cosechar racimos de pinot noir bajo temperaturas de -11°C, antes de proceder a su prensado.

Con el tiempo relativamente seco de las últimas semanas, "la cosecha del vino de hielo es un éxito", se ha felicitado Kilian Schneider, presidente de la asociación regional de viticultores, citado por la agencia DPA.