La Verdad

Disparan contra la Policía en Marsella horas antes de la visita de Valls

La Policía se despliega en Marsella.
La Policía se despliega en Marsella. / Efe
  • El director de la Policía de la ciudad, Pierre-Marie Bourniquel, ha resultado herido de bala por un kalashnikov

El director de Seguridad Pública de Marsella, el inspector general Pierre-Marie Bourniquel, ha sido atacado este lunes por hombres encapuchados armados con fusiles de asalto AK47 'Kalashnikov' en el barrio de la Castellana, en el norte de la ciudad, según ha informado el diario 'Le Figaro'.

Agentes del cuerpo de élite Grupo de Intervención de la Policía (GIPN) se han desplegado en la zona de los hechos. Según una fuente próxima a las investigaciones, se está llevando a cabo una operación que implica el despliegue de fuerzas de élite y de un vehículo blindado.

Varios centros escolares han sido cerrados por motivos de seguridad. La operación responde a un supuesto ajuste de cuentas entre dos bandas rivales. Los dos grupos enfrentados estarían formados por entre cinco y diez delincuentes y el motivo del enfrentamiento es la disputa por un punto de venta de droga.

Un agente habla con un niño.

Un agente habla con un niño. / Reuters

Tras los primeros disparos registrados en el barrio, el director de Seguridad Pública de Marsella ha llegado al lugar, acompañado por un jefe Policía, para dirigir el operativo.

Con el objetivo de proteger a la población y provocar que cesaran los disparos, el director de Seguridad Pública de Marsella pidió a su chófer que hiciera sonar la sirena y se aproximó a la zona de los disparos. Al llegar al lugar, los hombres armados han disparado contra su vehículo.

El jefe policial que le acompañaba se ha visto obligado a tirarse al suelo. Los disparos no han alcanzado el vehículo aunque se han encontrado impactos en un talud próximo. Tras los disparos, el inspector general ha reclamado el cierre de los centros escolares en la zona y ha llamado al Grupo de Intervención de la Policía.

El tráfico de drogas en Marsella mueve unos 100.000 euros al mes. Este suceso se ha registrado poco antes de que el primer ministro francés, Manuel Valls, visite la ciudad.