La Verdad

La primera escuela gay británica, ¿en 2018?

Página web de LGBT Youth North West.
Página web de LGBT Youth North West.
  • Un grupo de activistas por los derechos de los homosexuales planea abrir un centro de 40 plazas en Manchester para proteger a los jóvenes de la "homofobia"

Un grupo de defensa de los derechos de los homosexuales ha anunciado su intención de abrir dentro de tres años la primera escuela del Reino Unido para alumnos de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero.

La idea parte de la rama juvenil del movimiento LGBT (comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero) en el noroeste del país, que prevé establecer un centro con 40 plazas permanentes en Manchester, norte de Inglaterra, para 2018. "Se trata de salvar vidas", declaró al diario "The Daily Telegraph" la directora de LGBT Youth North West, Amelia Lee.

La activista aseguró que las leyes actuales no sirven para proteger a los homosexuales de la homofobia, al tiempo que denunció que los casos de acoso en las escuelas son "increíblemente comunes". "Esto lleva a los jóvenes a sentirse aislados y alienados, lo que a menudo desemboca en absentismo escolar o, en el peor de los casos, en suicidios", dijo Lee.

Críticas a la «segregación»

En declaraciones a ese mismo medio, el diputado conservador y exministro de Educación Tim Loughton advirtió de que la medida podría instaurar la segregación en el sistema educativo británico. "Necesitamos hacer mucho más para combatir el acoso homofóbico y crear una sociedad más tolerante. No creo que la segregación de un grupo de jóvenes por su sexualidad pueda ayudar a generar entendimiento y colaboración", opinó el político "tory".

Según Loughton, la vía para lograr "más integración, comprensión y empatía" no descansa sobre la "separación de miembros de un grupo", una medida, dijo, que supondría "un paso atrás para" conseguir una sociedad más tolerante.

A este respecto, LGBT Youth North West sostiene que el sistema educativo británico no está preparado para abordar cuestiones relacionadas con la identidad sexual del alumnado. "Los profesores en las escuelas tradicionales tienen problemas para tratar asuntos relacionados con el acoso y para abordar casos de estudiantes que quieren revelar su condición sexual", apuntó Lee, quien consideró que las escuelas son "el último bastión de la homofobia".

La activista recordó el reciente caso de la joven de 14 años Elizabeth Lowe, quien se suicidó en un parque de Manchester porque, entre otros motivos, temía "salir del armario" y le preocupaba la reacción de sus padres.