La Verdad

Reino Unido exime de responsabilidad a las agencias de inteligencia por el asesinato de un soldado inglés

Los autores del asesinato del soldado Lee Rigby.
Los autores del asesinato del soldado Lee Rigby. / Afp
  • La comisión de seguridad e inteligencia de la Cámara de los Comunes concluye que los servicios secretos "no pudieron prevenir" la muerte de Lee Rigby a manos de dos islamistas en mayo de 2013

Las agencias de seguridad del Reino Unido "no pudieron prevenir" el asesinato del soldado inglés Lee Rigby por dos islamistas en mayo de 2013 en Londres, según ha concluido la comisión de seguridad e inteligencia de la Cámara de los Comunes.

En la presentación de un esperado informe sobre el caso, el presidente de la comisión, el conservador Malcolm Rifkind, ha dicho que, pese a que los asesinos estaban fichados por los servicios secretos, "con lo que las agencias sabían en ese momento, no estaban en posición de prevenir el asesinato del fusilero Rigby".

La comisión parlamentaria analizó el papel de los servicios secretos británicos tras conocerse días después de la matanza que los dos autores, los conversos al islam Michael Adebolajo y Michael Adebowale, habían sido investigados previamente por al menos siete agencias de seguridad.

Al dar a conocer los resultados de su pesquisa de 18 meses, los diputados han exonerado a estas agencias, principalmente el MI5 y MI6 -de espionaje interior y exterior, respectivamente- al señalar que, aunque "se cometieron errores", sobre todo de procedimiento, estos no fueron clave. "No pensamos que los errores cometidos, tomados individualmente, fueran lo suficientemente significativos como para haber tenido un impacto" en el desenlace, se afirma en el informe. "Hemos llegado a la conclusión de que, visto lo que las agencias sabían en ese momento, no estaban en posición de prevenir la muerte del fusilero Rigby", agregan los diputados.

Falta de información

Rifkind sí ha criticado no obstante a una empresa de servicios de internet, que no ha identificado, en la que se produjo un intercambio entre Adebowale y un interlocutor extranjero en que el primero le decía, en diciembre de 2012, que planeaba "matar a un soldado de la manera más gráfica y emotiva". Rifkind ha argumentado que, si las agencias de seguridad hubieran tenido acceso a esta información, "la investigación de Adebowale hubiera cobrado prioridad" y hay "una posibilidad significativa" de que "el MI5 hubiera podido prevenir" entonces el ataque.

El diputado conservador ha calificado a la empresa de internet como "refugio de terrorista" y ha lamentado su inacción, al tiempo que ha señalado que los servicios secretos no tenían las suficientes competencias en materia de vigilancia en la red para acceder por su cuenta a esa información sensible.

El 22 de mayo de 2013, Michael Adebolajo y Michael Adebowale, británicos de origen nigeriano convertidos al islam, atropellaron y posteriormente degollaron con un machete en plena calle a Lee Rigby cuando regresaba a su cuartel en el barrio de Woolwich, al sureste de Londres. Los asesinos, de 29 y 22 años respectivamente y que invocaron a Alá al perpetrar la matanza ante varios testigos, fueron capturados por la Policía en el lugar de los hechos y el pasado 19 de diciembre fueron condenados a cadena perpetua.