La Verdad

Daesh expulsa a residentes de Mosul y quema sus casas ante el avance del Ejército iraquí

Una calle de un barrio oriental de Mosul (Irak).
Una calle de un barrio oriental de Mosul (Irak). / Dimitar Dilkoff (Afp)
  • Las fuerzas iraquíes renovaron la semana pasada su empuje para expulsar a los yihadistas del este de Mosul, después de que su ofensiva lanzada el pasado 17 de octubre se estancara en el mes de diciembre

El grupo terrorista Daesh está quemando casas en los barrios orientales de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, y expulsando a sus habitantes ante el avance de las fuerzas gubernamentales, informaron a Efe fuentes militares.

Los yihadistas quemaron decenas de viviendas de familias que se negaron a abandonar sus hogares, tal y como les pidió el Daesh, en el barrio de Al Muzana, a cuya entrada se encuentran las unidades antiterroristas, detallaron las fuentes.

En ese distrito, los radicales echaron de sus casas a cientos de familias ante la llegada inminente de las tropas iraquíes, que se sitúan al otro lado de la orilla del río Husar, un afluente del Tigris, que cruza Mosul y la divide en dos partes.

Los residentes de Al Muzana se pusieron en contacto con las fuerzas iraquíes por teléfono y les pidieron ayuda frente a los ataques yihadistas, que está resistiendo en los barrios que aún quedan en su poder en la mitad oriental de la urbe, donde han perdido más de la mitad de los barrios a manos de sus rivales.

Asimismo, el Daesh informó a las familias del barrio vecino de Al Rifaq de que van a derribar algunos muros de sus viviendas para poder pasar a través de ellas sin tener que salir al exterior y poder moverse más fácilmente, sin ser blanco de sus enemigos.

Al mismo tiempo, habitantes de los barrios de Al Sukar y Al Hadbá, en el norte de Mosul, dijeron a Efe que el EI evacuó a cientos de familias de esos dos distritos y ejecutó a una familia de siete miembros que intentaron huir hacia las zonas controladas por las autoridades.

Las fuerzas iraquíes renovaron la semana pasada su empuje para expulsar a los yihadistas del este de Mosul, después de que su ofensiva lanzada el pasado 17 de octubre se estancara en el mes de diciembre debido a la resistencia del Daesh y al mal tiempo.

El experto y analista militar Ihsan al Qeisun explicó a Efe que la "liberación" de la ciudad está tomando más tiempo de lo previsto porque las divisiones IX y XVI del Ejército iraquí "perdieron capacidad de ataque y no lograron alcanzar sus objetivos militares".

Al Qeisun añadió que solo las fuerzas especiales antiterroristas han logrado avanzar en el este de Mosul, porque disponen de "grandes habilidades de combate y (están preparadas) en la guerra callejera, en ciudades y en áreas urbanas".

Asimismo, señaló que las fuerzas iraquíes necesitan apoyo de las estadounidenses, que han recibido un refuerzo de 450 consejeros militares, desplegados en el marco de la coalición internacional antiyihadista.

La alianza también ha aportado brigadas de artillería, porque el Ejército iraquí carece de capacidades en este campo, según el experto.

Por su parte, la Comandancia de las Operaciones Conjuntas informó hoy en un comunicado de que las fuerzas iraquíes irrumpieron en los barrios de Al Dumiz y Palestina, en el sureste de Mosul, después de violentos enfrentamientos con el EI.

Las fuerzas de la Policía federal y la división blindada IX del Ejército mataron a dos terroristas y destruyeron dos vehículos bomba y una fábrica de misiles.

Mientras, en la zona suroriental de Mosul fueron abatidos 130 radicales por la aviación gubernamental y de la coalición internacional, que en sus ataques también destruyeron cinco vehículos bomba y un laboratorio del EI que preparaba los mismos.

En esa misma área, fue descubierta una imprenta de la organización radical, según la nota.

Las fuerzas iraquíes irrumpieron en el núcleo urbano de Mosul desde el frente este a principios de noviembre, dos semanas después de haber lanzado la gran ofensiva para expulsar al EI de su "capital" en Irak.

Aun así, la organización radical ha lanzado numerosos contraataques en los barrios del este de Mosul reconquistados por las tropas, mientras sigue manteniendo un férreo control sobre la mitad occidental de la urbe, ubicada en la orilla oeste del río Tigris.

El EI irrumpió en el norte de Irak en junio de 2014 y conquistó Mosul, desde la cual proclamó su "califato" en julio de ese año en los territorios que controlaba en Irak y en Siria.