La Verdad

Arkansas lleva a cabo la primera doble ejecución en EE UU desde el 2000

Jack Jones y Marcel W. Williams.
Jack Jones y Marcel W. Williams. / Afp
  • Jack Jones y Marcel Williams, condenados en la década de 1990 por violación y homicidio en hechos diferentes, han recibido la inyección letal después de que varios tribunales rechazaran sus últimos recursos

Arkansas ha ejecutado a dos reos esta noche. Se trata de la primera vez que ocurre en Estados Unidos desde hace 17 años, siguiendo su plan de aplicar la pena capital a varios condenados antes de que caduque un componente de las dosis mortales a final de mes.

Jack Jones y Marcel Williams, condenados en la década de 1990 por violación y homicidio en hechos diferentes, recibieron la inyección letal después de que varios tribunales rechazaran sus últimos recursos, según ha informado la fiscal general de este estado del sur del país, Leslie Rutledge. Arkansas ha planeado ejecutar a ocho condenados a muerte en 11 días, un récord, pero cuatro han logrado posponer sus penas. La última vez que un estado ejecutó a dos condenados fue el 9 de agosto de 2000 en Texas.

El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, ha dicho que es necesario el calendario acelerado de ejecuciones porque un sedante utilizado en las dosis mortales caduca a finales de mes. El fiscal general de este estado sureño, Leslie Rutledge, afirmó en un comunicado que las hijas de la víctima de Jones, Mary Phillips, finalmente habían obtenido justicia.

"Mary realizaba su trabajo como contadora en Bald Knob, el 6 de junio de 1995, cuando fue estrangulada hasta la muerte, mientras su hija de 11 años Lacey se aferró a la vida después de haber sido estrangulada y golpeada", señaló Rutledge. "La familia Phillips ha esperado demasiado tiempo para que se haga justicia, y ruego para que encuentren paz esta noche", agregó.

Los defensores de los condenados dicen que una doble ejecución causaría un peligroso estrés para los agentes penitenciarios encargados. Hasta el jueves pasado, Arkansas no había llevado a cabo ninguna ejecución desde 2005. Las inyecciones letales están compuestas por tres productos, que se administran uno después del otro.

El que caduca el 30 de abril es el midazolam, un ansiolítico del que se dice que no sume suficientemente en la inconsciencia al condenado, lo que puede provocarle grandes dolores.