32 muertos en protestas en la India tras la condena de un gurú por violación

Gurú convertido a actor Gurmeet Ram Rahim Singh saluda durante una visita en mayo. / EFE

Se habían preparado tres estadios por si había que llevar allí a eventuales causantes de disturbios

COLPISA / AFPNueva Delhi

32 personas murieron el viernes en el norte de India en unas violentas manifestaciones desatadas por los seguidores de un gurú que acababa de ser condenado por violar a dos de sus fieles.

Más de 100.000 personas se habían reunido en Panchkula, en el estado de Haryana, cuando un tribunal especial declaró culpable al jefe espiritual Gurmeet Ram Rahim Singh de la violación de dos mujeres. Las autoridades indicaron, en un nuevo balance de víctimas, que al menos 32 personas murieron y cerca de 180 resultaron heridas en los disturbios en Haryana, donde se impuso un toque de queda en varias áreas.

Más información

"La situación sigue siendo complicada, pero estamos ganando terreno. Afortunadamente movilizaremos a más fuerzas durante la noche para retomar el control", declaró un responsable del estado de Haryana bajo anonimato.

Según un periodista de la AFP, los policías lanzaron gases lacrimógenos y emplearon cañones de agua frente a una multitud de manifestantes que lanzaban piedras y que habían atacado dos camiones de la televisión, volcando uno de ellos.

"El tribunal ha declarado culpable a [Gurmeet] Ram Rahim Singh de violación", confirmó por teléfono el fiscal Harinder Pal Singh Verma, tras una audiencia a puerta cerrada. La pena impuesta al gurú, detenido, será anunciada el 28 de agosto, según medios locales. El hombre, que cuenta con numerosos seguidores en el estado de Haryana, donde dirige una corriente espiritual, asegura tener millones de adeptos en todo el mundo.

La víspera del veredicto, las autoridades indias habían reforzado la seguridad en la región, desplegando 15.000 efectivos, a causa de la afluencia de miles de fieles. Además, se habían preparado tres estadios por si había que llevar allí a eventuales causantes de disturbios, según responsables locales.

Fotos

Vídeos