Las acusadas por la muerte del hermanastro de Kim Jong-Un se declaran no culpables

La vietnamita Doan Thi Huong (izquierda) y la indonesia Siti Aisya. /Efe
La vietnamita Doan Thi Huong (izquierda) y la indonesia Siti Aisya. / Efe

Presuntamente proyectaron en el rostro de Kim Jong-Nam un agente neurotóxico, el VX, una versión altamente mortal del gas sarín

COLPISA / AFP

Las dos mujeres acusadas de asesinar al hermanastro del líder norcoreano en Malasia se declararon no culpables en el juicio en su contra que comenzó este lunes, un proceso que busca esclarecer un suceso que desató una crisis diplomática. La indonesia Siti Aisyah y la vietnamita Thi Huong se expresaron mediante intérpretes en el Alto Tribunal de Sham Alam, en las afueras de Kuala Lumpur. Las acusadas, que se declararon no culpables en el juicio, negaron durante toda la investigación haber querido cometer un asesinato. Durante la instrucción declararon que las engañaron, que creían que estaban participando en un programa de televisión.

Más información

Aisyah, de 25 año, y Huong, de 29, llegaron a la corte esposadas y con chalecos antibala, escoltadas por un numeroso contingente. Las dos acusadas fueron arrestadas pocos días después del asesinato de Kim Jong-Nam el 13 de febrero cuando esperaba tomar un vuelo hacia Macao, un crimen que recordó a las operaciones de espionaje durante la Guerra Fría. Las dos mujeres están acusadas de haber proyectado en el rostro del hermanastro de Kim Jong-Un un agente neurotóxico, el VX, una versión altamente mortal del gas sarín. La víctima murió al cabo de unos veinte minutos de agonía. La sustancia utilizada es tan letal que está catalogada como un arma de destrucción masiva.

El caso provocó una grave crisis diplomática entre Corea del Norte y Malasia, uno de los pocos aliados de Pyongyang. Kuala Lumpur expulsó al embajador de Pyongyang, que hizo lo mismo con el enviado de Malasia. También prohibieron las salidas de sus territorios de los ciudadanos del otro país. La tensión se redujo cuando Malasia aceptó entregar el cuerpo de la víctima a Corea del Norte.

Aún quedan sin respuesta numerosas preguntas

El fiscal Muhamad Iskandar Ahmad leyó un comunicado aportando detalles del asesinato. "Yo voy a aportar evidencia de que la víctima estaba en la sala (de salidas del Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur) cuando Siti Aisyah y Doan Thi Huong se acercaron a la víctima que murió y le lanzaron el líquido envenenado en el rostro y en los ojos", dijo en la audiencia. "La evidencia muestra claramente que su acción de lanzarle el veneno conocido como VX causó la muerte de la víctima", agregó.

Los abogados de la defensa afirman que los verdaderos culpables huyeron de Malasia y acusan a la fiscalía de buscar un veredicto de culpabilidad sin importar quiénes sean los autores. "Estamos muy convencidos de que al final de este juicio, probablemente van a ser absueltas", dijo a la Afp Hisyam Teh Poh Teik, representante legal de Huong. Aún quedan sin respuesta numerosas preguntas sobre este crimen. ¿Cómo dos mujeres que vivían en condiciones precarias como numerosos migrantes en Malasia pudieron estar implicadas en este asesinato? ¿Cómo una sustancia tan mortífera como el VX pudo ser utilizada en un aeropuerto sin que hubiera otra víctima además de Kim?

Apenas comenzó el caso, Corea del Sur acusó al Norte de haber organizado el asesinato, lo que Pyongyang siempre desmintió. Kim Jong-Nam criticaba al régimen norcoreano y vivía en el exilio. Justo después del asesinato diferentes personalidades vinculadas a Corea del Norte huyeron de Malasia. Otras fueron autorizadas a dejar el país poco después para disminuir la tensión diplomática entre los dos países. Los fiscales, han insistido en que las mujeres van recibir un juicio justo, durante el proceso, que se extenderá durante dos meses e incluirá a entre 30 y 40 testigos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos