La Verdad

Salman bin Abdulaziz, un nuevo rey continuista para Arabia Saudí

El príncipe heredero, Salman bin Abdelaziz al Saud (d), a su llegada al aeropuerto en Nueva Delhi.
El príncipe heredero, Salman bin Abdelaziz al Saud (d), a su llegada al aeropuerto en Nueva Delhi. / Efe
  • Comprometido con las causas humanitarias, desde 1956 dirigió varios comités de ayuda a los damnificados de terremotos, inundaciones dentro del mundo árabe e islámico y también en el mundo

  • Asiduo de Marbella, visita cada verano esta ciudad costera malagueña donde posee un palacio

El nuevo rey saudí, Salman bin Abdelaziz al Saud, ha anunciado en su primer discurso como monarca que continuará con las mismas políticas que sus antecesores, y ha aludido a la necesidad de la unidad entre árabes y musulmanes.

"Seguiremos aferrados al enfoque tradicional sobre el que fue creada esta nación por su fundador el rey Abdelaziz al Saud y posteriormente por sus hijos. No nos alejaremos nunca de esa línea, pues nuestra Constitución es el libro de Alá (el Corán) y los actos del profeta Mahoma", ha sentenciado.

La monarquía absoluta de Arabia Saudí se remonta al año 1923 y este país, donde rige la ley islámica y los derechos fundamentales están gravemente restringidos, es también conocido como "el lugar de las mezquitas sagradas" de La Meca y Medina, cuyo guardián es el monarca.

El nuevo soberano, de 81 años, ha advertido de que las naciones árabes e islámicas están en "extrema necesidad de unidad y solidaridad" y ha asegurado que, desde Arabia Saudí, "elegido por Alá como plataforma del islam y guiados por las enseñanzas de la verdadera religión", seguirán velando por esa cooperación y por los intereses nacionales.

Sobre su hermano Abdalá, fallecido la pasada noche tras sufrir una neumonía que lo mantuvo ingresado desde principios de este mes, ha afirmado que dedicó su vida "a servir a su Dios, su religión y su pueblo", así como a defender los asuntos árabes y de las naciones islámicas.

Entre las primeras decisiones del nuevo soberano destacan la designación de su sobrino Mohamed bin Nayef al Saud como segundo en la línea sucesoria, después del actual príncipe heredero, Moqren bin Abdelaziz al Saud, hermano del monarca. Desde su creación, el trono saudí ha pasado de uno a otro hijo del fundador del reino, Abdelaziz, y los monarcas suelen recibir el cargo con una edad ya muy avanzada.

Comprometido con las causas humanitarias

Nacido en Riad, Arabia Saudí, el 31 de diciembre de 1935, Salman se convirtió en príncipe heredero del reino petrolero en junio de 2012 y durante este tiempo ocupó los cargos de viceprimer ministro y ministro de Defensa.

También fue alcalde de Riad entre los años 1954 y 1960 y más tarde, ya como gobernador de Riad (emir de Riad) dirigió diferentes comisiones y organizaciones entre las que se incluyen el Alto Comité para el Desarrollo de la Ciudad de Riad (entre 1963 y 2011).

Comprometido con las causas humanitarias, desde 1956 dirigió varios comités de ayuda a los damnificados de terremotos, inundaciones dentro del mundo árabe e islámico y también en el mundo. Tras la muerte del heredero saudí, Nayef bin Abdelaziz, el 16 de junio de 2012, fue designado nuevo heredero al trono y viceprimer ministro, sin perder su cargo como titular de Defensa.

Amistad con la Casa Real española

Asiduo de Marbella, visita cada verano esta ciudad costera malagueña donde posee un palacio, aunque el príncipe Salman también ha viajado a España en visitas oficiales en numerosas ocasiones donde ha sido recibido por los Reyes y otras autoridades.

En junio de 2001, se reunió en Madrid con el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar y tres años más tarde, asistió a la boda del actual rey de España Felipe VI con la reina Letizia. En abril de 2012, recibió en Riad al ministro español de Defensa, Pedro Morenés, para reforzar la cooperación militar entre ambos países.

Salman devolvió la visita en junio para continuar los contactos sobre este último asunto y la posibilidad de que empresas españolas concurrieran al concurso para el metro de Riad, después de que España hubiese conseguido el contrato para la construcción del Tren de Alta Velocidad en Arabia Saudí.

El pasado 21 de diciembre, acordó en una reunión con Morenés impulsar las relaciones bilaterales con España con el establecimiento de un grupo de dialogo estratégico. De igual modo, se ha reunido en varias ocasiones en su país con el monarca Juan Carlos I, con quien mantiene lazos de amistad.