La Verdad

Pyongyang condena a seis años de trabajos forzados a un estadounidense

Miller, custodiado por dos militares norcoreanos.
Miller, custodiado por dos militares norcoreanos. / Efe
  • Matthew T. Miller viajó a Corea del Norte como turista y fue detenido por "comportamiento agresivo"

El Tribunal Supremo de Corea del Norte ha condenado al ciudadano estadounidense Matthew Todd Miller a seis años de trabajos forzados por considerar que cometió "actos hostiles" contra el país asiático, ha informado la agencia KCNA.

La agencia estatal de noticias norcoreana ha explicado que Miller fue hoy juzgado por la corte suprema y condenado por cometer "actos hostiles contra la República Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte)" sin especificar la naturaleza de su crimen.

Miller, uno de los tres estadounidense que el régimen de Kim Jong-un mantiene detenidos, viajó como turista a Corea del Norte y fue arrestado el pasado 26 de abril por su "comportamiento agresivo", según explicaron entonces medios locales, mientras se tramitaba su acceso al país en aduanas. La información publicada entonces señalaba que a pesar de contar con un visado de turista en regla, el hombre "lo rompió en pedazos y gritó que iba a solicitar asilo" en Corea del Norte.

Miller, de 24 años, es uno de los dos turistas estadounidenses arrestados por Pyongyang en los pasados meses en sendos viajes turísticos. El otro es Edward Fowle, de 56 años y a la espera de ser juzgado. Fowle fue aprehendido en mayo acusado de dejar una biblia en la habitación de su hotel.

Mediación

Además de estos dos turistas, Corea del Norte retiene al estadounidense de origen coreano Kenneth Bae, un misionero y touroperador de 44 años que fue detenido el 3 de noviembre de 2012 cuando encabezaba un viaje organizado en la zona económica especial de Rason, en el extremo noroccidental de Corea del Norte. Bae fue después condenado a 15 años de trabajos forzados por supuestamente realizar actividades religiosas en el país.

En una entrevista concedida a la televisión estadounidense CNN a principios de mes, los tres estadounidenses pidieron a Washington que mande enviados especiales a Corea del Norte para lograr su repatriación.

En años pasados, el régimen norcoreano ha liberado a diversos ciudadanos estadounidenses tras complejas rondas de negociaciones diplomáticas. En 2009, gracias a la mediación del expresidente Bill Clinton, Pyongyang liberó a dos periodistas de Estados Unidos detenidas por entrada ilegal y condenadas a 12 años de trabajos forzados, mientras que en 2010, otro presidente, Jimmy Carter, participó en las negociaciones para liberar a Aijalon Mahli Gomes, condenado a ocho años por entrar también ilegalmente en el país.