La Verdad

La mujer de Mugabe pide a Zimbabue que le deje «terminar su trabajo»

La mujer del presidente de Zimbabue, Grace Mugabe
La mujer del presidente de Zimbabue, Grace Mugabe / Reuters
  • Grace Mugabe ha inciado una gira por el país para denunciar lo que llama "el demonio del faccionalismo" en el partido. Suena con fuerza la hipótesis de que ocupe el lugar de su marido

La mujer del presidente de Zimbabue, Grace Mugabe , ha acusado a los diputados de su partido, el ZANU-PF, de dividir la formación para intentar remplazar al líder de 90 años y les ha pedido que le dejen "terminar su trabajo".

Robert Mugabe ha gobernado el país desde su independencia de Reino Unido en 1980. El año pasado, Mugabe volvió a ganar las elecciones, a pesar de que su principal rival, Morgan Tsvangirai, le acusó de "gran fraude".

Tanto sus partidarios como sus oponentes especulan sobre el estado de salud de Mugabe, a pesar de que él mismo lo ha negado. Estas preocupaciones hacen temer una violenta guerra de sucesión cuando muera el líder del ZANU-PF.

Además, cada vez cobra más fuerza la hipótesis de que Grace Mugabe , de 49 años, ocupe el lugar de su marido. Grace Mugabe ha inciado una gira por el país para denunciar lo que llama "el demonio del faccionalismo" en el partido.

Aunque Grace Mugabe no ha dado nombres en ningún momento, muchos han interpreado que sus palabras se dirigen hacia el vicepresidente, Joice Mujuru, enfrentado con la ministra de Justicia, Emmerson Mnangagwa. Ambos esperan suceder a Mugabe .

El jueves, Grace dijo ante sus partidarios, reunidos en la provincia de la que es originario Mujuru, que el faccionalismo se había originado en la zona. Los medios locales, incluido el periódico de propiedad estatal 'Herald', se han referido a Mujuru como el objetivo de su ira.

La mujer de Mugabe ha acusado este viernes a Ray Kaukonde, líder del ZANU-PF en Mashonaland East y excompañero de negocios del último marido de Mujuru, de ser un recadero de "este líder faccional". "El faccionalismo debería acabar, los que tienen orejas deberían escuchar", ha concluido.

Disputas con los medios

Grace Mugabe también ha arremetido contra los medios privados que critican a su familia. La esposa del presidente de Zimbabue ha defendido que su marido había sido designado por Dios para dirigir el país y que los que bromean con su éxito carecen de capacidad de liderazgo.

"Dejemos a nuestro padre que termine su trabajo y respetémosle", ha pedido entre los gritos de la multitud.

El diario semanal 'Independent' ha publicado un editorial titulado 'La cara bonita de la tiranía' en el que acusaba a Grace Mugabe de estar dividiendo el partido al aliarse con Mnangagwa. "Arrasando implacablemente como un mar agitado, su intensidad emocional y su explosión en los mítines, junto con su pavorosa ferocidad y sus amenazas, han dejado a ZANU-PF confundido y a la nación conmocionada", se puede leer.