La Verdad

Kiev y Moscú acuerdan retirar las armas pesadas del frente

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (2i) junto a sus homólogos, el ruso, Sergei Lavrov (i), el ucraniano, Pavló Klimkin (2d) y el francés, Laurent Fabius (d).
El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (2i) junto a sus homólogos, el ruso, Sergei Lavrov (i), el ucraniano, Pavló Klimkin (2d) y el francés, Laurent Fabius (d). / Efe
  • Relanzarán las conversaciones en busca de una salida al conflicto a través del grupo internacional de contacto

El Gobierno alemán ha avanzado que Moscú y Kiev han acordado retirar el armamento pesado del frente en el este de Ucrania y relanzar las conversaciones en busca de una salida al conflicto a través del grupo internacional de contacto.

Así lo explicó el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, al término del encuentro que mantuvo en las afueras de Berlín con sus homólogos ruso, Sergéi Lavrov, ucraniano, Pavló Klimkin, y francés, Laurent Fabius. "Si se realiza lo acordado, estaremos un paso más cera de la cumbre (de líderes) de Astaná que muchos esperan", afirmó Steinmeier en referencia a un encuentro entre los líderes de Ucrania y Rusia, con la mediación franco-alemana, en Kazajistán.

El jefe de la diplomacia alemana, que aseguró que en el encuentro se habían logrado "verdaderos avances", indicó que se ha acordado iniciar la evacuación del armamento pesado en el este de Ucrania por la denominada línea de demarcación, la frontera entre el territorio controlado por los rebeldes prorrusos y el de los soldados ucranianos.

El Memorando de Minsk preveía la retirada del armamento pesado de la zona en conflicto, pero no detallaba cómo se realizaría este proceso. El acuerdo alcanzado indica tan sólo de dónde se retirará en primer lugar este tipo de armas.

Además, Ucrania y Rusia acordaron en Berlín que el grupo internacional de contacto se vuelva a reunir lo antes posible con el objetivo concreto de negociar cómo se puede distribuir ayuda humanitaria en la zona. Pese a haberse logrado estos dos acuerdos concretos, Steinmeier optó por la cautela y abogó porque estos puntos no sólo se hayan puesto hoy por escrito, sino que se conviertan en una realidad sobre el terreno.

Además, el ministro de Exteriores alemán, el único que compareció ante los medios tras el encuentro, se mostró satisfecho porque Lavrov mostró la disposición del Gobierno ruso a ejercer "la influencia necesaria" sobre los rebeldes prorrusos del este de Ucrania para que cumplan con lo pactado en Berlín. "Espero que esto tenga consecuencias", agregó Steinmeier.

El encuentro fue el cuarto que celebran los ministros de Exteriores de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia en Berlín para tratar de buscar una salida diplomática a la crisis del este de Ucrania. La reunión tuvo lugar diez días después de la anterior, en la que no se logró ningún avance, y tras un agudizamiento de la violencia en la región.