La Verdad

Comienza la recogida de los restos del fuselaje del vuelo MH17 en el este Ucrania

Labores de recuperación del avión de Malasia Airlines
Labores de recuperación del avión de Malasia Airlines / REUTERS
  • Expertos holandeses, junto a varios empleados de la autoproclamada República Popular de Donetsk y supervisores de la OSCE, ha comenzado a limpiar los restos del avión

Las operaciones de evacuación de los restos del Boeing de Malaysia Airlines MH17, derribado en julio en el este de Ucrania, comenzaron este domingo, cuatro meses después de la tragedia que dejó 298 muertos y detrás de la cual Occidente ve la mano de Moscú.

Empleados de la autoproclamada República Popular de Donetsk cortaron con una sierra metálica el fuselaje y después un camión-grúa empezó a levantar los primeros pedazos de la aeronave, colocándolos en el remolque de otro vehículo. "Esperamos terminar en diez días", ha dicho un responsable de las autoridades separatistas en presencia de varios periodistas.

Les restos serán enviados a Holanda -de donde salió el vuelo- para que la Oficina de Investigación para la Seguridad (OVV), encargada de investigar las causas de la tragedia, los examine. El vuelo MH17, que hacía la conexión Amsterdam-Kuala Lumpur, fue abatido el 17 de julio cuando sobrevolaba la localidad de Grabove, controlada por los separatistas prorrusos al este de Ucrania.

Ucrania y los países occidentales afirman que el avión fue derribado por un misil tierra-aire proporcionado por Rusia a los separatistas prorrusos, mientras que Moscú lo desmiente. El pasado 10 de noviembre, el presidente ruso acusaba a las fuerzas ucranianas de bombardear "constantemente" la zona donde se estrelló el Boeing malasio MH17, impidiendo así una investigación objetiva.

Sospechas sobre Rusia

Pero los países occidentales siguen creyendo que Moscú jugó un papel en lo ocurrido. Si Putin "continúa violando el derecho internacional, proporcionando armas pesadas a los separatistas en Ucrania, entonces el aislamiento que experimenta Rusia actualmente continuará", indicó Obama este domingo durante una rueda de prensa al término de la cumbre del G20 en Australia.

La evacuación de los restos ha sido aplazada en varias ocasiones, debido principalmente a la inseguridad de una región donde los enfrentamientos entre las tropas de Kiev y los rebeldes son frecuentes, pese a la tregua firmada el pasado 5 de septiembre. Los combates, sin embargo, parecían haberse detenido desde esta mañana.

Vigilancia de la OSCE

En medio de la niebla y bajo un frío glacial, las labores de evacuación han sido llevadas a cabo por una quincena de empleados del Ministerio de Situaciones de Urgencia de las autoridades separatistas, bajo la supervisión de expertos holandeses protegidos por chalecos antibalas.

A la operación también asistieron observadores de OSCE, con abrigos azules y cascos blancos, escoltados por cuadrillas de separatistas kalashnikov en mano. Los numerosos restos humanos y efectos personales de las víctimas ya fueron recogidos en los meses pasados.

Hasta ahora, han sido identificadas 289 víctimas; de las nueve restantes no se ha encontrado ni rastro, si bien no se descarta que puedan ser descubiertos nuevos restos durante las tareas de evacuación actuales. Sobre los motivos de la tragedia, sigue sin haber conclusiones definitivas. En un primer informe publicado el 9 de septiembre, la OVV señaló que el avión había sido perforado por "proyectiles de energía muy elevada", sin llegar a confirmar la teoría del misil. Se espera un informe final para verano de 2015.