La Verdad

Occidente se moviliza para consolidar el alto el fuego en el este de Ucrania

La subsecretaria de Estado norteamericana se reúne con las autoridades ucranianas.
La subsecretaria de Estado norteamericana se reúne con las autoridades ucranianas. / Andrew Kravchenko (Afp)
  • CRISIS POLÍTICA EN EUROPA DEL ESTE

  • Llegan los dos primeros drones de la OSCE para vigilar el cumplimiento de la tregua, tal y como establece lo convenido el 5 de septiembre

Un mes después del acuerdo de alto el fuego en el este de Ucrania continúan los combates por el control del aeropuerto de Donetsk y la frontera con Rusia sigue siendo permeable. Por eso, el desarrollo del plan de paz requiere esfuerzos adicionales y una mayor implicación de la comunidad internacional.

Hoy han llegado a Ucrania los dos primeros drones de la OSCE para vigilar el cumplimiento de la tregua, tal y como establece lo convenido el 5 de septiembre. En total serán desplegados cuatro de estos aparatos en la frontera con Rusia y a lo largo de la franja desmilitarizada de 30 kilómetros que contempla el acuerdo.

Además, según declaró el domingo el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, su país y Alemania enviarán al este de Ucrania militares para dar asistencia a los drones. Con anterioridad, fuentes del Gobierno germano aseguraron que podría tratarse de una fuerza de unos 200 hombres, que tendrá también el cometido de garantizar la seguridad de los observadores de la OSCE.

En este contexto, ha llegado hoy a Kiev la subsecretaria de Estado norteamericana para asuntos europeos, Victoria Nuland, que ha sido recibida por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko. "Es imposible alcanzar la paz sin que Ucrania restablezca el control total sobre la frontera" con Rusia, se ha quejado Poroshenko al reunirse con Nuland.

Una buena parte de la línea de demarcación continúa en manos de los insurgentes prorrusos y a través de ella siguen recibiendo armas, mercenarios e incluso unidades enteras del Ejército ruso. Según el acuerdo alcanzado el 5 de septiembre, la frontera debe quedar completamente bajo supervisión de la OSCE.

Mientras, en Moscú el rublo marcaba un nuevo mínimo histórico. La moneda rusa ha superado la barrera de las 40 unidades por dólar. En cuanto al euro sigue cotizando por encima de los 50 rublos. Este pronunciado descenso se debe en gran medida a las sanciones impuestas a Rusia por Occidente, pero también a la caída del precio del petróleo y a la fuga de capitales que sufre la economía del país.