Willow, hija de Will Smith: «Me cortaba en las muñecas»

Willow, hija de Will Smith: «Me cortaba en las muñecas»

La joven no podía aguantar el estrés de la fama tras sacar su primer sencillo 'Whip My Hair'

LA VERDAD

Tener unos padres como Will Smith y Jada Pinkett-Smith puede ser maravilloso, aunque en ocasiones también resulte estresante e incluso agobiante. El matrimonio, que siempre ha sido criticado por empujar a sus hijos al mundo de la fama, ha iniciado un documental para Facebook llamado 'Red Table Talk', donde entre otros muchos aspectos, las declaraciones de su hija Willow Smith han sorprendido a todos los seguidores de la familia.

Así, la joven de 19 años contaba cómo comenzó su infierno en el año 2010, coincidiendo con el lanzamiento de su primer sencillo 'Whip My Hair'. Willow llegó a situarse la primera en las listas de los grandes éxitos, sin embargo, el estrés que le provocaba la fama la llevó incluso a autolesionarse: «Sucedió después de todo lo de 'Whip My Hair', cuando dejé de tomar lecciones de canto y estaba en una especie de área gris. Me preguntaba quién era, cuál era mi propósito y si había algo más a lo que pudiera dedicarme. Tras la gira y la promoción y todas esas cosas, lo siguiente que querían de mí era que acabara mi álbum. Y yo no quería hacerlo. Cuando por fin asimilé lo que había sucedido, me quedé anestesiada. Había sido una locura y no paraba de escuchar música muy oscura; caí en una especie de agujero negro y empecé a cortarme», confesaba la joven en el documental, algo que cogía por sorpresa a su madre Jada, quien preguntaba «¿De cuándo estás hablando? No me di cuenta de nada. ¿Dónde te cortabas?»

«En la muñeca. A ver, a día de hoy no se puede apreciar, pero aún queda algo. Pero es cierto que perdí la cabeza por un momento. Nunca hablo de ello porque en realidad fue un período corto y extraño de mi vida. Tienes que salir de eso», terminaba matizando Willow Smith a su madre.

Sin embargo, a pesar de no ser conscientes de los cortes que la pequeña se hacía en las muñecas, otras señales evidentes hicieron que el matrimonio no volviera a obligar a Willow a adentrarse en el mundo de la fama: «Recuerdo que bajamos al piso de abajo y de repente vimos que se había rapado la cabeza. Lo hizo en medio de su gira 'Whip My Hair', no me lo podía creer. Pero al mismo tiempo, me dije: 'Bueno, ahora lo entiendo. No voy a volver a meterte en este tipo de problemas jamás. Venga, cariño. Vámonos'. Para mí, fue como si todo ese tiempo no hubiera prestado atención a lo que le estaba ocurriendo emocionalmente a esa pequeña y maravillosa criatura justo bajo mi mirada. Fue la primera vez que sentí que el traje de padre que había estado llevando todo este tiempo se caía y me quedaba pequeño», admitía en el documental de Jay-Z 'Footnotes of Adnis'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos