Un turista ebrio atraviesa 3 países en taxi para dormir en su cama

Un turista ebrio atraviesa 3 países en taxi para dormir en su cama

El precio del trayecto fue de aproximadamente 1.800€

J. ESPINOZA

Un ciudadano noruego quiso pasar la Nochevieja en Nyhavn, un pueblo costero situado en Copenhague, pero su plan no salió como esperaba. Cuando la fiesta en la que estaba había acabado, el joven se empeñó en volver a su casa porque quería dormir en su cama, así que contrató a un taxista para que lo llevara.

Lo inusual de esta historia es que el trayecto hasta su casa de Oslo suponía un viaje de más de 600 kilómetros en los que tenía que atravesar 3 países. El joven, debido a su estado de embriaguez, no se preocupó por la lejanía, así que llevó a cabo su idea.

Un taxista que pasaba por la zona aceptó la oferta que el chico le hizo e inició la carrera. Tras siete horas de viaje ya estaba en su casa y era momento de pagar el coste de su viaje, nada más y nada menos que 1.800€. El joven entró a su casa en busca del dinero, pero nunca volvió a salir porque se quedó dormido.

Tras esperar mucho tiempo en la puerta y quedarse sin batería en el coche, el taxista llamó a la policía. No estaba dispuesto a perder esa cantidad de dinero. Fueron ellos los que despertaron al joven e hicieron que pagara lo que debía.

Las autoridades noruegas han compartido la historia a través de sus redes sociales:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos