Prohíben la entrada a un bar a siete curas por llevar la sotana

Prohíben la entrada a un bar a siete curas por llevar la sotana

El portero pensó que iban disfrazados y eran de una despedida de soltero

C. GARCÍA

Siete seminaristas de Cardiff celebraban la ordenación de uno de ellos el pasado sábado y decidieron salir a tomar algo por los locales de la ciudad británica. Ataviados con sus sotanas y alzacuellos decidieron entrar en un local para pasar la velada, pero se encontraron con la negativa del portero de dejarles pasar.

El hombre les explicó que la normativa del local impedía la entrada a personas disfrazadas y a despedidas de soltero, había pensado que los seminaristas eran jóvenes disfrazados.

Según informa el Telegraph, el dueño del local también les invitó a irse al no creer la versión de los religiosos. El padre Michael Doyle explicó al medio británico que los siete seminaristas querían celebrar que uno de ellos había sido ordenado sacerdote en el conocido local de la ciudad, el pub City Arms.

Cuando casi se disponían a irse, el gerente del local les preguntó si sus sotanas eran reales, a lo que los religiosos respondieron que sí. La empresa se disculpó con los seminaristas por el malentendido y les dsejaron pasar. «No es algo de todos los días que un grupo de curas beban en tu bar, serán bienvenidos siempre que quieran volver», explicó el gerente en el Telegraph.

Temas

Cardiff

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos