Primer edredoning de Gran Hermano Revolution

Primer edredoning de Gran Hermano Revolution

José María y Carlota dieron rienda suelta a la pasión bajo las sábanas

C. GARCÍA

El amor llegó a Guadalix y se plantó en la cama de Carlota. La chica de las trenzas parecía ir con cuidado con los sentimientos, estaba luchando contra las emociones, pero finalmente dejó que todo fluyera y parece que José María ocupa casi todas sus fantasías de la joven en Gran Hermano.

El murciano, por su parte, no dudó en meterse con ella en la cama, aunque fuera se rozasen los 30 grados de temperatura. La pareja se echó el edredón encima dejó que la pasión diera sus frutos. Eso sí, Carlota tenía sus dudas: «¿No te raya lo que puedan pensar los demás?», preguntó ella a José María. «Me la pela», contestó él.

Pero si ella tenía alguna duda, pronto demostró al murciano que se le había esfumado: «Yo es que tengo como un fuego y lo paso muy mal». José María propuso pedir una hora sin cámaras, pero Carlota no estaba para levantarse de ese lecho ardiente que le quemaba. Él se quitó la camiseta y reconoció que estaba mucho tiempo «sin hacer esto».

Con «esto», José María se refería a practicar sexo, que fue lo que justo después hicieron. Algunos ya se han atrevido a calificarlo como el 'edredoning conejero' de Gran Hermano Revolution. «Se va a liar gorda», dijo ella al concluir el acto. No sabemos bien a qué se refería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos