Cómo perder peso sin hacer dieta

Cómo perder peso sin hacer dieta

Trucos para no caer en tentaciones sin renunciar a los caprichos

C. GARCÍA

Renunciar a ciertos placeres de la vida es un ejercicio obligatorio en todas las dietas que existen. No existen los milagros, ya lo dicen los sabios, y a veces lo mejor es saber comer sano para lograr quitarse esos kilos de más que el verano nos ha echado encima. Beber una cerveza o comerse un dulce los domingos posiblemente no entraría en el menú y esa es la razón por la que muchos se niegan a ceñirse a una dieta.

Con estos pequeños trucos, comerás menos y mantendrás la sensación de saciedad depués de las comidas.

- El tamaño importa

El de los platos y los vasos. Un plato muy grande con un poco de comida en el centro llenará menos que uno más pequeño con la misma ración. Es una forma de engañar al cerebro, que percibe que come más con el plato pequeño. Lo mismo ocurre con los vasos. Uno alto aparentará tener menos refresco que uno más pequeño pero lleno a rebosar. Se recomienda usar los vasos más grande para el agua y los de menor tamaño para zumor y bebidas azucaradas.

- Almendras antes de la comida

Comer 15 almendras antes de la comida nos ayudará a aumentar la sensación de saciedad. Aunque este fruto tiene un nivel calórico alto, se trata de grasas saludables monoinsaturadas que ayudan a acelerar el proceso metabólico. Además, gracias a esas calorías, te aportarán energía suficiente durante todo el día.

- Los snacks, en el plato

El picoteo mientras cocinas o entre horas cuando charlas con un amigo es peligroso. Comer de la bolsa significa no controlar cuánto estás comiendo. Es mejor poner en un plato la dosis de snacks que se quieran tomar y cuando se acaben no comer más. De esta forma controlamos lo que comemos sin caer en la gula.

- Esconde las tentaciones, enseña lo bueno

Lo ideal sería evitar comprar ciertos productos con alto contenido en grasas saturadas, como la bollería industrial. En caso de terminar comprándolos, es mejor esconderlos por detrás de otros alimentos menos tentadores, como fruta o verdura. Quizás de este modo te lo pienses dos veces antes de cogerlos.

- Come con la otra mano

Tanto si eres diestro como si eres zurdo, comer con la mano no dominante ayudará a cansarte antes de la comida y tomar solo lo que el cuerpo necesite, sin excederse.

Fotos

Vídeos