«Fui a 'First Dates' y me tangaron»

Anastacia Bengoechea acudió al programa de Cuatro pero no se cumplieron sus expectativas

C. GARCÍA

Una redactora de Tendencias, el suplemento del diario 'El País, relata en primera persona su experiencia en el programa 'First Dates' y su vivencia se está haciendo viral en la red. El programa que presenta Carlos Sobera acoge cada noche a un millón de espectadores y lo que ocurre en las mesas del restaurante de amor es muy comentado en la red. Estos datos fueron los que terminaron de convencer a Anastacia Bengoechea de participar.

Según explica esta escritora de 34 años fue la propia productora de 'First Dates' quien se puso en contacto con ella para que participase en el programa. Después de meditarlo, llegó a la conclusión de que sería una buena idea ya que acaba de escribir un libro y podría promocionarlo allí. Sobre ello no pusieron ningún impedimento y apoyaron su idea de hacer publicidad de su libro.

Sigue esta y más noticias en nuestra página de Facebook

Aparición en el programa

Llegó el día en el que Anastacia, más conocida por 'Monstruo espagueti', fue a grabar el programa. «Todas las emociones de todo el mundo eran tan artificiales que a mí me parecía divertidísimo», confiesa la protagonista de esta historia.

Anastacia explica que cuando llegó al restaurante, situado en un polígono madrileño, le recibió Sobera y, mientras hablaba con él, sacó su libro para mostrarlo: «Saqué mi libro para que lo viera Carlos y lo cogió la camarera, que me hizo varios comentarios sobre lo guay que parecía. Misión cumplida, pensaba yo».

Después ocurrió algo muy curioso, el presentador le propuso un juego: dibujar a su cita (sin haberlo visto antes) por la descripción de tres adjetivos que el le iba a decir. «caballeroso, atento y otro adjetivo que no recuerdo», afirma la escritora. Su dibujo resultó ser un calco del chico que iba a 'cenar' con ella -eran las 11.36 de la mañana.

Monstruo Espagueti reconoce que fue a 'First Dates' para promocionar su libro, pues «tengo novio»; el chico que cenó con ella «iba en serio». A pesar de ello, la mujer afirma que no hubo química entre ambos y que al final de la cita recurrió a la popular frase de «no he sentido la chispa».

Lo peor de la historia de esta redactora es que, aunque le dijeron que la avisarían antes de que el programa se emitiera, nunca le informaron de ellos. Recientemente se emitió y Begoechea se enteró por una amiga. Pero no es solo eso lo que ha decepcionado a la escritora: «ni rastro del libro, NI UN FOTOGRAMA, NI UNA FOTO. NADA».

Fotos

Vídeos