La mala experiencia en un vuelo de una modelo de talla grande

Natalie Hage acude al gimnasio con regularidad.
Natalie Hage acude al gimnasio con regularidad.

Leyó los mensajes del hombre que viajaba a su lado y lo que escribía no era muy agradable

C. GARCÍA

Natalie Hage es una modelo de tallas grandes que viajaba en avión. Para poder ir cómoda decidió pagar un extra en su billeta para poder tener un asiento más grande en el que estirar su piernas. «Pagué 70 dólares más por mi asiento, mis piernas necesitan más espacio», explicó ella en Instagram. Un hombre que iba al lado no parecía muy cómodo con el acompañamiento de Hage.

«Comenzó a resoplar y a suspirar en tono alto, como si estuviera molesto». Al parecer, al hombre no le gustaba viajar con la modelo en el mismo avión, temía que algo ocurriera, así se lo hacía llegar a uno de sus amigos por el móvil. Natalie hizo algunas fotos de la conversación que tenía el hombre sin que este se diera cuenta.

«Creo que se ha comido a un mexicano», «estoy dejando la marca de mi cuello en la ventanilla» o «si en las noticias sale que un Airbus 321 no ha conseguido despegar, ese es mi vuelo», decían algunos de los mensajes. La modelo empezó a sentirse enfadada, pero también muy triste porque alguien que no le conocía estuviese hablando así de ella.

Finalmente, Hage se armó de valor y pidió explicaciones al hombre. Según relata la modelo en sus redes sociales, al principio él se hizo el despistado y dijo que había bebido. Más tarde la atacó por haber elegido el asiento de la puerta de emergencia y le dijo que no le veía capacitada para ayudar a nadie.

Hage, que grabó toda la conversación, le explicó que él no sabía sus condiciones de salud y le reiteró que iba al gimnasio cada día. En las redes han denunciado la actitud del hombre y lo han tachado como un caso de 'body shaming'.

Fotos

Vídeos