Lara Álvarez muestra su lado más íntimo en 'Planeta Calleja'

Lara Álvarez muestra su lado más íntimo en 'Planeta Calleja'

La presentadora, que se encuentra en Honduras para estrenar la próxima edición de 'Supervivientes', se enfrentó a sus mayores miedos junto a Jesús Calleja

LA VERDAD

Lara Álvarez ha sido la última participante en acompañar a Jesús Calleja en una de sus aventuras. Durante el viaje a México, la presentadora de Supervivientes, que ya se encuentra en Honduras para estrenar la próxima edición el jueves que viene, se enfrentó a sus mayores miedos en 'Planeta Calleja' y habló de algunos de los aspectos de su vida más íntimos y personales.

Calleja, quien consiguió que la presentadora superara su fobia nadando entre tiburones, participara en una carrera de rally extremo y comiera alimentos muy picantes, también hizo que Lara sacara su lado más emotivo y se sincerara delante de todos los espectadores. “Ahora mismo mi vida es muy completa, muy plena, pero no renuncio al amor real”, explicaba durante la entrevista, donde además añadió: “Quiero ser madre sin duda... Me falta encontrar una persona que pase lo que pase en la relación pueda ser un buen padre y eso aún no lo he encontrado”.

Tras conocer uno de sus mayores deseos, el presentador leonés se siguió interesando por la situación sentimental y la vida amorosa en la que se encuentra la presentadora de Supervivientes, quien confesó que es muy exigente en sus relaciones y siempre termina pasándolo mal: "No me cierro al amor real, pero si en lo banal no me conformo nunca, imagínate en lo importante. Me involucro mucho y cuando no encuentro solución a los problemas, dejo la relación. Sufro mucho cuando se rompe, porque yo no quiero de mentira. Sufro muchísimo porque me entrego mucho", confesaba la joven respecto a sus anteriores relaciones.

Además, Lara Álvarez admitía que “las segundas partes no son buenas”, haciendo referencia a la segunda oportunidad que la presentadora se dio con Román Mosteiro, que en un principio era muy buen amigo y le ayudó a superar su ruptura con el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso. Sin embargo, tras varias idas y venidas, la segunda parte de la relación tampoco funcionó y decidieron dejar de ser pareja: "No encajábamos como pareja", reconocía la joven.

Finalmente, la asturiana también sacó su lado más tierno y familiar al hablar de su niñez y de los momentos que vivió con su abuela, que falleció hace siete años:  "En los momentos más complicados es cuando más me acuerdo de mi abuela. Ella tenía una tienda de flores en Gijón, por eso me llamaban la nieta de Orquídea, y de ahí mi tatuaje en la nuca", terminaba explicando Álvarez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos